• Reglamento inédito en Chile evitará el transporte de especies invasoras dentro del P.N. Archipiélago Juan Fernández

Miércoles 20 de abril de 2016

La normativa, aprobada por CONAF en enero de este año, busca controlar y fiscalizar toda la carga que se transporte desde la isla Robinson Crusoe hacia las islas Alejandro Selkirk y Santa Clara, para evitar el ingreso de Especies Exóticas Invasoras (EEI) que puedan afectar el ecosistema del archipiélago.

conaf


Para proteger la biodiversidad de la Reserva de la Biosfera y Parque Nacional Archipiélago Juan Fernández, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) aprobó la resolución inédita en el país que busca evitar el ingreso de organismos con potencial invasor que puedan afectar a las especies de flora y fauna únicas en el mundo que allí habitan, algunas de ellas en peligro de extinción. La resolución “Reglamento sobre el control de ingreso de Especies Exóticas Invasoras al Parque Nacional Archipiélago Juan Fernández”, se suma a otras acciones que buscan proteger el patrimonio natural del país (ver recuadro).

Desde septiembre de 2014 opera en el archipiélago un sistema formal de inspección entre las islas que busca evitar el ingreso de especies invasoras, consideradas la segunda causa de extinción de especies en el mundo. Sin embargo, hasta ahora, este sistema implementado de manera conjunta por CONAF, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Municipalidad de Juan Fernández, Carabineros, la Armada de Chile, y el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) a través de su Proyecto GEF Especies Exóticas Invasoras (EEI), ha funcionado de manera voluntaria.

“Afortunadamente, la comunidad ha respondido muy bien a este requerimiento, pero faltaba una normativa que le diera legalidad al proceso para asegurar su continuidad. Juan Fernández es nuestra Galápagos chilena, y como tal, debemos protegerla. Esta resolución viene a coronar el trabajo intersectorial que muchas instituciones venimos desarrollando hace dos años”, comenta Fernando Baeriswyl, coordinador del Proyecto GEF/MMA/PNUD de Especies Exóticas Invasoras.

Por su parte, Aarón Cavieres Cancino, director ejecutivo de CONAF, sostuvo que “con esta medida, hemos podido demostrar a la comunidad continental la importancia de mantener al parque nacional y reserva de la biósfera libres de especies invasoras exóticas, que perjudican al frágil ecosistema del archipiélago. Hemos instaurado esta instancia de diálogo, además, como una oportunidad de educación ambiental, con la que podemos concientizar a la población sobre las particulares y únicas condiciones de estas islas, uno de los lugares de más alto endemismo del planeta”.

“Como Naciones Unidas, vemos en esta normativa un gran avance, pues Chile se ha comprometido, a través de la Convención de Biodiversidad Biológica, a impedir que se introduzcan especies invasoras, y a controlar o erradicar aquellas que signifiquen una amenaza para el patrimonio natural del país”, señala Ignacia Holmes, oficial de medio ambiente y energía del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Procedimiento y prohibiciones

Desde marzo de este año, todas las personas que deseen ingresar a la isla Alejandro Selkirk desde Robinson Crusoe, deberán solicitar personalmente una autorización previa ante CONAF. La aprobación o rechazo de ésta, va a depender del cumplimiento de protocolos y procedimientos específicos. Entre ellos, el llenado y firma de documentos con la declaración de toda la carga a transportar y el sometimiento a un proceso de desinfección de todas las embarcaciones de pesca artesanal, trampas y varillas para trampas que se trasladen a la isla Alejandro Selkirk.

Por otro lado, personal del SAG, la Municipalidad de Juan Fernández y CONAF, inspeccionarán las embarcaciones que trasladen carga, pasajeros, langostas u otros artículos a Selkirk, con especial atención de aquellos elementos de origen biológico, sustratos, verduras y cualquier producto que pudiera transportar, atraer o esconder especies exóticas que constituyan elementos de riesgo. Según la resolución, los únicos animales domésticos permitidos serán perros, con hembras debidamente esterilizadas, y aves de corral. A la isla Santa Clara, en tanto, solo se permitirá el ingreso de embarcaciones pertenecientes a CONAF con fines científicos.

Mientras esta iniciativa funcionó de manera voluntaria, se realizaron 32 intercepciones de carga que fueron atendidas por personal de SAG y CONAF. “En una oportunidad se encontró un vivero de langostas que en su interior tenía arañas, malezas, semillas y varios saltamontes; plaga que no ha ingresado a Selkirk”, cuenta Fernando Baeriswyl, lo que demuestra la efectividad de este sistema de inspección. “Si se hubiese hecho este control hace unos años en Robinson Crusoe, quizá hubiéramos evitado que la avispa chaqueta amarilla llegara a la isla. Pero ahora podemos prevenir que llegue a Selkirk”, agrega.

Comunidad empoderada

La captura de langosta en Juan Fernández, representa la principal actividad económica de la comuna. En septiembre de cada año, algunos pescadores con sus familias navegan 12 horas desde la isla Robinson Crusoe a la isla Alejandro Selkirk, en donde se instalan hasta mayo con sus botes y herramientas, sus pertenencias y sus mascotas. Es por esto, que la inspección estará enfocada, principalmente al medio de transporte que los abastece, es decir, las embarcaciones de trasportes de carga y pasajeros.

Gracias al trabajo de sensibilización y educación que han desarrollado CONAF y el MMA, a través de su Proyecto GEF de Especies Invasoras, la comunidad de Juan Fernández hoy valora y celebra esta resolución. “Nosotros como colonos queremos que nuestro patrimonio se mantenga con su endemismo para siempre y confiamos en que esta medida ayudará a la protección de nuestro entorno”, indica Reinaldo Rojas, pescador de langosta y presidente del comité de adelanto de Selkirk. Por su parte, Rosa María Recabarren, envía encomiendas a su hijo todos los meses mientras dura la temporada de pesca, y asegura que no tiene problemas en declarar su carga y que sea revisada: “Es la manera correcta de hacer las cosas y evitar el ingreso de plagas que tanto daño provocan”.

El paso que sigue, es evitar el ingreso de especies invasoras desde el continente. “Actualmente, estamos elaborando junto al SAG un estudio de análisis de riesgo que permita establecer la primera barrera continente-isla para evitar el transporte de EEI que ya están en el continente y no han llegado al archipiélago”, finaliza Fernando Baeriswyl.