Ruido

El ruido se puede definir como cualquier sonido no deseado o aquel calificado como desagradable o molesto por quien lo percibe. De este modo, el ruido ambiental se compone de los diferentes ruidos que podemos encontrar en nuestras ciudades: vehículos, industrias, bocinas, gritos, música, etc; ruidos que pueden provocar efectos acumulativos adversos, como daño auditivo, estrés, pérdida de la concentración, interferencia con el sueño, entre otros.

La contaminación acústica se define como la interferencia que el ruido provoca en las actividades que realizamos. Para tratar de disminuir sus efectos negativos, se ha avanzado regulando las fuentes fijas (industrias, talleres, bares) y las fuentes móviles más ruidosas (buses de locomoción colectiva). Actualmente, también se trabaja en regulación más específica, como las actividades de construcción y los aeropuertos, que, por sus características, requieren de una normativa específica.

Territorial

El Sistema Nacional de Información Ambiental (SINIA) Territorial es una plataforma organizada de información ambiental georreferenciada que fortalece el apoyo en la gestión ambiental y la toma de decisiones, permitiendo a todo tipo de actores contar con una herramienta que exprese el componente territorial ambiental.

Documental

El CDOC cataloga y sistematiza la información que se genera en torno al tema de medioambiental en Chile para coformar una colección que ya cuenta con más de doce mil documentos.

Referencias Bibliograficas

Información documental sobre Ruido Ambiental ordenada por materia

Documentos para Descargar

Fase IV - Elaboración de mapa de ruido del Gran Santiago mediante software de modelación (2011)

Fase III- Elaboración de mapa de ruido de la comuna de Santiago mediante software de modelación

Fase II - Estudio elaboración de mapas de ruido mediante software de modelación para caso piloto (2009)

Fase I - Levantamiento de Información de Entrada de Modelo de Predicción de Ruido y Aplicación en Caso Piloto (2008-2009)

Expediente Público Proceso de Elaboración de la Norma de Emisión de Ruido para Vehículos Livianos, Medianos y Motocicletas

A continuación se presenta copia del expediente del proceso de elaboración de la norma de emisión de ruido para vehículos livianos, medianos y motociletas, hasta la fecha, el cual incorpora las actas de las reuniones, instancias administrativas, los antecedentes recopilados durante el proceso, el informe de la etapa de consulta pública y las respuestas de las observaciones recibidas en dicho periodo.

Expedientes Estudios
 Folio Nº 1-56 INFORME FINAL Diciembre de 2000 Comisión Nacional Del Medio Ambiente: "Elaboración De Propuesta De Norma De Ingreso Para Vehículos Nuevos Livianos Y Medianos Sobre Niveles Máximos Permisibles De Ruido". Contrato Nº 21-22-007/00
Folio Nº 57-107  Tesis Ruido de Motocicleta / Leiva Urzua 2006
Folio Nº 108-172  INFORME FINAL Julio 2011 Ministerio del Medio Ambiente "Estudio Campaña de Mediciones como apoyo a la futura Norma de Emisión de Ruido, para Vehículos Livianos, Medianos y Motocicletas"
Folio Nº 173-330  

Estudio Levantamiento Información Modelo Predicción de Ruido - Mapas de Ruido fase I - (2008)

Este estudio corresponde a la Fase I de un proyecto que busca obtener los mapas de ruido de las comunas de Providencia y Antofagasta, mediante modelos de predicción de ruido. La segunda parte del estudio se realizará durante el segundo semestre del 2009.

En el informe que se adjunta, se presenta una detallada comparación de softwares de modelación de niveles de ruido según una serie de criterios establecidos para ello, así como información de las variables urbanísticas y meteorológicas de las comunas involucradas en este estudio.

 Descargue el Estudio

Guía para la Evaluación de Impacto Ambiental del Ruido 2007

El análisis del componente ruido en el procedimiento de evaluación de impacto ambiental demanda tener a la vista un conjunto de antecedentes de determinada especificidad técnica, que son justamente las herramientas que pretende entregar esta Guía; un documento elaborado por la Dirección Ejecutiva de la Comisión Nacional del Medio Ambiente, proceso liderado por la División de Evaluación y Seguimiento Ambiental, con la colaboración de las demás Unidades de esta Comisión y de los Órganos de la Administración del Estado con competencia en la materia.

Descargue el Archivo

Expediente Público Proceso de Revisión del D.S. N°146/97 MINSEGPRES - Norma de Emisión de Ruidos Molestos Generados por Fuentes Fijas

Según lo establecido en el artículo N°36 del D.S. N°93/95 MINSEGPRES - "Reglamento para la Dictación de Normas de Calidad Ambiental y de Emisión", se establece que toda norma de calidad y de emisión debe ser revisada a lo menos cada 5 años.

El D.S. N°146 regula la emisión de ruidos generados por fuentes fijas, estableciendo límites máximos permisibles de acuerdo a la zona en que se encuentra el receptor.

En mayo del año 2005 se comenzó con el proceso de revisión de esta Norma, con la publicación de la Resolución de Inicio N°541 en el Diario Oficial.

A continuación se presenta la copia del expediente del proceso de revisión del DS. Nº 146, hasta la fecha.

Nota: las páginas correspondientes a los folios N°305 al 442 y N°1306 al 1389, no se encuentran disponibles digitalmente ya que corresponden a normativas IEC e ISO, organismos que prohíben su utilización en redes informáticas. Estas páginas sólo pueden ser consultadas en papel en dependencias de CONAMA Dirección Ejecutiva.

 Expediente Revisión DS 146- folio 1-200
 Expediente Revisión DS 146- folio 201-304
 Expediente Revisión DS 146- folio 443-600
 Expediente Revisión DS 146- folio 601-680
 Expediente Revisión DS 146- folio 681-809
Expediente Revisión DS 146 -810-921
Expediente Revisión DS 146 -922_1305
Expediente Revisión DS 146- folio 1390-1554
 Expediente Revisión DS 146- folio 1555-1571

Análisis de la Política Nacional del Control de Ruido Ambiental (1996)

Este estudio es el resultado de un proyecto CONAMA - Birf 07-0003-001, iniciado el 16 de Octubre de 1995 y finalizado en Diciembre de 1996, cuyo mandante fue la Comisión Nacional del Medio Ambiente. El desarrollo del estudio fue asignado mediante licitación pública a la empresa Ambiente Consultores.

El informe final se refiere a 2 documentos que constituyen el producto final del estudio:

Parte A
Parte B

Estudio Medición Ruido Iquique, Valpo y Temuco (2000)

La contaminación acústica se ha reconocido internacionalmente como la contaminación más común y barata de producir, además de ser un fenómeno que va en aumento inevitablemente. Las ciudades son los centros acústicamente más afectados, lugares que también concentran a la mayor cantidad de población, situación que incrementa la cantidad de personas expuestas a niveles de ruido dañinos.

En este estudio, las ciudades escogidas (Iquique, Valparaíso y Temuco) tienen características que las presentan como puntos de interés: por medio de una encuesta realizada a todas las direcciones regionales de CONAMA, las mismas han declarado tener inquietud a nivel regional sobre qué sucede con el ruido ambiental en estas zonas, tienen frecuentemente problemas de ruido ambiental (denuncias), y han señalado estas ciudades como conflictivas desde el punto de vista acústico. Además, y no en menor importancia, en éstas ciudades ya se han ejecutado otros proyectos de mediciones ambientales en contaminación atmosférica.

Así, las principales actividades fueron:

  • Recopilación de Antecedentes
  • Análisis de metodología de evaluación aplicada en la ciudad de Talcahuano
  • Validación de la encuesta utilizada en el estudio realizado en Talcahuano.
  • Metodología elaborada a ser aplicada.
  • Aplicación de la Encuesta Piloto.
  • Análisis y Resultados de la Encuesta Piloto.
  • Diseño de la Encuesta Definitiva.
  • Resultados y Análisis de la Encuesta Definitiva.
  • Campaña de Mediciones.
  • Resultados de las mediciones para los Ciclos Semanales (Puntos Bases).
  • Resultados de las mediciones para los puntos encuestados (Puntos Móviles).
  • Análisis de Resultados.
  • Plan de Control de Ruido Ambiental.

Los anexos del estudio están disponibles en las dependencias del Área Control de Ruido Ambiental de CONAMA Dirección Ejecutiva.

Descargue el Estudio

Legal

El Sistema de Información Legal se nutre de los contenidos de Ley Chile (Biblioteca del Congreso Nacional) y de la sección Agenda Internacional del portal del Ministerio del Medio Ambiente.

Ley Chile

Información de legislación ambiental sobre Ruido Ambiental ordenada por número
Información de legislación ambiental sobre Ruido Ambiental ordenada por materia

Preguntas Frecuentes

¿Qué hacer si se tiene problemas de ruidos molestos entre vecinos que se rigen por la Ley de Copropiedad Inmobiliaria, como es el caso de edificios habitacionales que cuentan con una administración común (edificios o condominios)?

Los problemas que se produzcan por ruidos molestos entre copropietarios que se rigen por una administración común, deben ser resueltos de acuerdo a lo establecido en el Reglamento Interno de Copropiedad Inmobiliaria de la propia Comunidad.
En caso que no exista acuerdo, la Ley 19.537 Sobre Copropiedad Inmobiliaria, establece que la respectiva municipalidad podrá atender extrajudicialmente los conflictos que se promuevan entre los copropietarios o entre éstos y el administrador, y al efecto estará facultada para citar a reuniones a las partes en conflicto para que expongan sus problemas y proponer vías de solución. Para ello, el interesado debe dirigirse a la Oficina de Mediación de Conflictos, existentes en todos los municipios del país.

En caso que el afectado lo estime, puede concurrir directamente al Juzgado de Policía Local respectivo, los que están investidos con todas las facultades que sean necesarias para resolver esas controversias.

No obstante lo anterior, se recomienda como primera acción establecer una comunicación con el responsable del ruido y en el caso de no existir una repuesta satisfactoria, realizar la denuncia a la autoridad.

Cabe destacar, que la denuncia también puede ser formalizada ante Carabineros de Chile, quienes procederán de acuerdo a sus atribuciones relativas a mantener el orden a nivel local, lo que posteriormente derivará en un procedimiento ante el juez de Policía Local.

¿Qué hacer si se tiene problemas de ruidos molestos generados por eventos en áreas públicas: recitales; eventos deportivos, recreacionales, culturales o artísticos, etc.?

Las actividades que se desarrollan en la vía pública deben contar con la autorización expresa de la autoridad correspondiente, a saber, Municipalidad o Intendencia, según corresponda. No obstante la autorización para desarrollar el evento, en ningún caso significa que éstas quedan exentas de cumplir la normativa vigente, salvo aquellas expresamente autorizadas, como por ejemplo las referidas a las celebraciones de fiestas patrias.
Así, este tipo de eventos, actualmente, se rigen por dos regulaciones. Desde el punto de vista que se consideran fuente fija se rigen por el D.S. 146/97 MINSEGPRES - Norma de Emisión de Ruidos Molestos Generados por Fuentes Fijas, cuya fiscalización se encuentra a cargo de las SEREMIs de Salud Regionales correspondientes. Además, usualmente se establecen exigencias en la Ordenanza Municipal de la comuna correspondiente, cuya fiscalización recae en los inspectores municipales y Carabineros de Chile.

El DS 146 establece los límites máximos de ruido que puede generar una fuente fija (como las que se indican), medidos en el lugar donde se encuentra el afectado. Estos límites varían dependiendo del horario y de la zona en que se encuentre el receptor. Así, son más restrictivos en la noche y para zonas residenciales que en el día y para zonas industriales.

De este modo, las denuncias por ruidos molestos generados por estos locales pueden ser dirigidas a la SEREMI de Salud Regional correspondiente, personalmente o por correo postal, indicando sus datos de contacto, la descripción de la molestia (horario y lugar) e identificando la fuente que lo genera. Esta información es necesaria, ya que posteriormente el fiscalizador debe realizar las mediciones en las mismas condiciones (horario y lugar) en las cuales se manifiesta la molestia. Para el Caso de la Región Metropolitana, este trámite también puede ser realizado a través de la página Web www.asrm.cl. Cabe destacar que los datos del reclamante son confidenciales y en ningún caso se proporcionarán al responsable de las molestias.

A partir de una denuncia por ruidos molestos se activa un mecanismo de fiscalización de la norma, debiendo acudir un inspector al domicilio de la persona afectada y realizar mediciones de niveles de ruido, en la hora, momento y condición de mayor molestia, según lo establecido en la denuncia y según el procedimiento indicado en el citado decreto. Ello requiere la coordinación y colaboración del reclamante, dado que en caso contrario no se podrá materializar la medición. En el caso que la autoridad fiscalizadora, verifique el incumplimiento por parte de la fuente denunciada, se iniciará un sumario sanitario que determinará una amonestación o multa y, según la gravedad de la situación, se establecerá la prohibición de funcionamiento, incluso desde el acto de fiscalización.

Cabe comentar, dada las características esporádicas de un evento de esta naturaleza, a menos que se conozca con antelación su realización, es muy complejo lograr su fiscalización.

Una opción más acorde a la condición esporádica de estos eventos, corresponde a realizar una denuncia a la municipalidad respectiva, quienes enviarán un inspector municipal para verificar la denuncia en terreno, en su calidad de ministro de fe. En el caso que se constate un incumplimiento de la Ordenanza Municipal correspondiente, se podrá cursar una notificación o una citación al Juzgado de Policía Local, donde será sancionado con una multa de hasta UTM 5.

Cabe destacar, que la denuncia también puede ser formalizada ante Carabineros de Chile, quienes procederán de acuerdo a sus atribuciones relativas a mantener el orden a nivel local.

¿Qué hacer si se tiene un problema de ruidos molestos generados por vehículos particulares (livianos, medianos), motocicletas y similares?

Actualmente no existe una normativa que regule la emisión de ruidos para estos vehículos, aún cuando la Ley de Tránsito señala en su Artículo 81° que "Los vehículos con motores de combustión interna no podrán transitar con escape libre e irán provistos de un silenciador eficiente." La verificación de cumplimiento de estas exigencias al tubo de escape que se señalan en la Ley de Tránsito, es realizada en las plantas de revisión técnica del país y mediante fiscalizaciones de inspectores ministeriales, así como de Carabineros de Chile.
No obstante lo anterior, reconociendo la falta de regulación en esta materia, la Comisión Nacional del Medio Ambiente ha dado inicio, en Septiembre de 2008, al proceso de elaboración de la Norma de Emisión de Ruido para Vehículos Livianos, Medianos y Motocicletas. A saber, la elaboración de normas demora aproximadamente unos 3 años.

Como se está al comienzo del proceso de elaboración de la futura norma, se están analizando los antecedentes que se disponen, por lo que aun no ha sido elaborado un anteproyecto de norma, el que una vez elaborado, deberá ser sometido a consulta pública (durante 60 días), donde todas las personas pueden plantear opiniones fundadas al respecto, y que serán respondidas durante el proceso de elaboración del documento definitivo.

Desde ya, lo invitamos a visitar nuestra página Web www.conama.cl, donde estaremos informando del estado de avance de la norma y podrá revisar información complementaria.

¿Qué hacer si se tiene un problema de ruidos molestos generados por los buses de transporte público?

Este tipo de fuentes de ruido se encuentran reguladas por el DS. 129/02 MINTRATEL - Norma de Emisión de Ruido para Buses de Locomoción Urbana y Rural, que junto con establecer los límites máximos, prohíbe las bocinas de aire comprimido (conocidas como "bocinas de barco"). La fiscalización de esta Norma se encuentra a cargo de los de los inspectores del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.
Esta norma aplica a todos los buses de locomoción colectiva urbana y rural que ingresan al país, inscritos en el Registro Nacional de Vehículos Motorizados del Servicio de Registro Civil e Identificación. Sin embargo, es preciso aclarar que ésta norma aplica a los buses urbanos de todo el país y buses rurales sólo para la Región Metropolitana. Adicionalmente al ingreso, se realiza una fiscalización y control en las Plantas de Revisión Técnica cada 6 (seis) meses, así como también en la vía pública.

Así, frente a las molestias ocasionadas por el ruido de este tipo de buses, es posible realizar una denuncia a través del Fono Acción desde red fija al 143 (sólo para Santiago), y desde celulares o regiones al 02-2362222, individualizando mediante la placa patente el bus que genera la molestia.

¿Qué hacer si se tiene un problema de ruidos molestos generados por un vehículo con tubo de escape libre o con tronadores?

Los tubos de escapes de los vehículos se encuentran regulados por la Ley de Tránsito que dice en su Artículo 81° "Los vehículos con motores de combustión interna no podrán transitar con escape libre e irán provistos de un silenciador eficiente." La verificación de cumplimiento de esta regulación es realizada en las plantas de revisión técnica del país y mediante fiscalizaciones de inspectores ministeriales, así como de Carabineros de Chile.
En consecuencia, los tubos de escape libre y los "tronadores" no están autorizados para los vehículos que circulan en la vía pública. Ello no significa que se encuentre prohibida su fabricación, importación o comercialización, sino que su uso en la vía pública se encuentra condicionado a lo establecido en la Ley de Tránsito.

¿Qué hacer cuando se tiene un problema de ruidos molestos producto de una carretera o autopista?

Este es un problema cada vez más común, de ahí la necesidad de considerar adecuadamente los aspectos ambientales al momento de adquirir una vivienda, cuestión que reviste vital importancia cuando hablamos de ruido ambiental, ya que es uno de los factores que influirán con mayor relevancia en nuestra calidad de vida.

Cabe destacar que en nuestro país aún no existen normas de ruido para carreteras o autopistas urbanas. Sin embargo, muchos de estos proyectos han ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, SEIA, por cuanto todos sus impactos debieron ser evaluados, incluido el impacto acústico, aún no existiendo normativa nacional. Esto se explica a partir de lo señalado en el Reglamento del SEIA, donde se aclara que en caso de no existir normativa nacional, se deben utilizar aquellas vigentes en los países de referencia indicados en su Art. 7°.

De este modo, y considerando que los proyectos ingresados al SEIA son evaluados en sus fases de construcción, operación y cierre y/o abandono, aquellos que han sido aprobados y cuenten con el compromiso ambiental voluntario de cumplir la norma de referencia para hacerse cargo del impacto que genera, deberán ajustarse a los parámetros y procedimientos establecidos en dichas normativas. Asimismo, son exigibles a los titulares de los proyectos o actividades, presentados al SEIA mediante un Estudio de Impacto Ambiental, las medidas de mitigación, compensación o reparación asociadas a los impactos adversos en materia de ruido.

Por ello, se recomienda presentar una denuncia ante la SEREMI de Salud Regional correspondiente, personalmente o por correo postal, indicando sus datos de contacto, la descripción de la molestia (horario y lugar) e identificando la fuente que lo genera. A partir de esta denuncia, se activa un mecanismo de seguimiento al proyecto, que implica la revisión de la RCA que aprobó el proyecto junto con las exigencias aplicadas a la fase de operación.

En caso de verificar un incumplimiento, dicha autoridad podrá solicitar a la Comisión Regional o Nacional del Medio Ambiente, en su caso, la amonestación, la imposición de multas de hasta UTM 500 e, incluso, la revocación de la aprobación o aceptación respectiva, sin perjuicio de su derecho a ejercer las acciones civiles o penales que sean procedentes.

¿Qué hacer cuando se tiene un problema de ruidos molestos ocasionados por fuentes de ruido de carácter conductual?

Las fuentes de ruido de carácter conductual son las que corresponden a vecinos (por ejemplo, fiestas. particulares, música a alto volumen), animales domésticos, instrumentos musicales; eventos o fiestas, ferias libres, pregón de mercadería, propaganda sonora y/o difusión callejera, alarmas (casas o automóviles) o señalética auditiva de emergencia, entre otras. Se encuentran reguladas por las Ordenanzas Municipales, específicamente por aquellas referidas a ruidos molestos, medio ambiente u otra similar.
Cada municipio dispone de su ordenanza, por cuanto pueden variar de una comuna a otra. Además, son de alcance comunal, es decir, son válidas sólo dentro del territorio del distrito de la comuna correspondiente.

La mayoría de las municipalidades cuentan con ordenanzas sobre este tema, a objeto de regular la conducta ruidosa, sin necesidad de establecer valores límites de ruido. Esto, debido a que dichas disposiciones se refieren a actos o acciones que se encuentran prohibidas en la comuna.

Ante la molestia del ruido generado por fuentes de este tipo, se puede realizar una denuncia a la municipalidad respectiva, quienes enviarán un inspector municipal para verificar la denuncia en terreno, en su calidad de ministro de fe. En el caso que se constate un incumplimiento de la Ordenanza Municipal correspondiente, se podrá cursar una notificación o una citación al Juzgado de Policía Local, donde será sancionado con una multa de hasta 5 UTM.

Cabe destacar, que la denuncia también puede ser formalizada ante Carabineros de Chile, quienes procederán de acuerdo a sus atribuciones de mantener el orden y la tranquilidad públicos.

No obstante lo anterior, se recomienda como primera acción establecer una comunicación con el responsable del ruido (por ejemplo, un vecino) y en el caso de no existir una respuesta satisfactoria, realizar la denuncia a la autoridad correspondiente.

¿Qué hacer cuando se tiene un problema de ruidos molestos generados por un aeropuerto o aeródromo?

Actualmente, los aeropuertos y aeródromos se encuentran regulados por el D.S. 146/97 del MINSEGPRES, Norma de Emisión de Ruidos Molestos Generados por Fuentes Fijas, sólo en lo concerniente a las actividades que se desarrollan en tierra, puesto que las operaciones aeroportuarias como despegue y aterrizaje, aún carecen de regulación.

Específicamente, el DS 146 define como Fuente Emisora de Ruido a "toda actividad, proceso, operación o dispositivo que genere, o pueda generar, emisiones de ruido hacia la comunidad". De esta definición, se acota como Fuente Fija Emisora de Ruido, toda fuente de ruido diseñada para operar en un lugar fijo o determinado, la que involucra a los terminales aéreos en lo concerniente a sus actividades y fuentes ruidosas en tierra.

Dicha norma establece los límites de ruido máximos, los que varían dependiendo del horario y de la zona en que se encuentre el receptor. Así, son más restrictivos en la noche y para zonas residenciales que en el día y para zonas industriales.

Sin embargo, para el caso de los aeropuertos (y sus modificaciones) que han ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, SEIA, han sido evaluados considerando sus impactos, incluido el impacto acústico, aún no existiendo normativa nacional. Ello se explica a partir de lo señalado en el Reglamento del SEIA, donde se aclara que en caso de no existir normativa nacional se deben utilizar aquellas vigentes en los países de referencia indicados en el Art. 7°, para efectos de determinar si el proyecto en cuestión requiere de la presentación de un Estudio de Impacto Ambiental.

De este modo, y considerando que los proyectos ingresados al SEIA son evaluados en sus fases de construcción, operación y cierre y/o abandono, aquellos que han sido aprobados y cuenten con el compromiso ambiental voluntario de cumplir la norma de referencia para hacerse cargo del impacto que genera, deberán ajustarse a los parámetros y procedimientos establecidos en dichas normativas. Asimismo, son exigibles a los titulares de los proyectos o actividades, presentados al SEIA mediante un Estudio de Impacto Ambiental, las medidas de mitigación, compensación o reparación asociadas a los impactos adversos en materia de ruido.

Por ello, se recomienda presentar una denuncia ante la SEREMI de Salud Regional correspondiente, personalmente o por correo postal, indicando sus datos de contacto, la descripción de la molestia (horario y lugar) e identificando la fuente que lo genera. A partir de esta denuncia, se activa un mecanismo de seguimiento al proyecto, que implica la revisión de la RCA que aprobó el proyecto junto con las exigencias aplicadas a la fase de operación.

En caso de verificar un incumplimiento, la autoridad podrá solicitar a la Comisión Regional o Nacional del Medio Ambiente, en su caso, la amonestación, la imposición de multas de hasta UTM 500 e, incluso, la revocación de la aprobación o aceptación respectiva, sin perjuicio de su derecho a ejercer las acciones civiles o penales que sean procedentes.

Para el caso particular del Aeropuerto AMB de Santiago, existe una serie de regulaciones y restricciones producto de la Resolución de Calificación Ambiental establecida sobre la construcción y funcionamiento de la 2º Pista del Aeropuerto, por cuanto puede ser fiscalizado bajo esa vía.

Cabe mencionar que la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) ha incorporado algunas exigencias internacionales referente específicamente al ruido de las aeronaves, las que en el mediano plazo implicarán tener aviones cada vez más silenciosos volando por nuestros cielos.

¿Qué hacer cuando se tiene un problema de ruidos molestos producto de una carretera o autopista?

Este es un problema cada vez más común, de ahí la necesidad de considerar adecuadamente los aspectos ambientales al momento de adquirir una vivienda, cuestión que reviste vital importancia cuando hablamos de ruido ambiental, ya que es uno de los factores que influirán con mayor relevancia en nuestra calidad de vida.
Cabe destacar que en nuestro país aún no existen normas de ruido para carreteras o autopistas urbanas. Sin embargo, muchos de estos proyectos han ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, SEIA, por cuanto todos sus impactos debieron ser evaluados, incluido el impacto acústico, aún no existiendo normativa nacional. Esto se explica a partir de lo señalado en el Reglamento del SEIA, donde se aclara que en caso de no existir normativa nacional, se deben utilizar aquellas vigentes en los países de referencia indicados en su Art. 7°.
De este modo, y considerando que los proyectos ingresados al SEIA son evaluados en sus fases de construcción, operación y cierre y/o abandono, aquellos que han sido aprobados y cuenten con el compromiso ambiental voluntario de cumplir la norma de referencia para hacerse cargo del impacto que genera, deberán ajustarse a los parámetros y procedimientos establecidos en dichas normativas. Asimismo, son exigibles a los titulares de los proyectos o actividades, presentados al SEIA mediante un Estudio de Impacto Ambiental, las medidas de mitigación, compensación o reparación asociadas a los impactos adversos en materia de ruido.

Por ello, se recomienda presentar una denuncia ante la SEREMI de Salud Regional correspondiente, personalmente o por correo postal, indicando sus datos de contacto, la descripción de la molestia (horario y lugar) e identificando la fuente que lo genera. A partir de esta denuncia, se activa un mecanismo de seguimiento al proyecto, que implica la revisión de la RCA que aprobó el proyecto junto con las exigencias aplicadas a la fase de operación.

En caso de verificar un incumplimiento, dicha autoridad podrá solicitar a la Comisión Regional o Nacional del Medio Ambiente, en su caso, la amonestación, la imposición de multas de hasta UTM 500 e, incluso, la revocación de la aprobación o aceptación respectiva, sin perjuicio de su derecho a ejercer las acciones civiles o penales que sean procedentes.