• Comunidad agrícola de Ovalle habilita área de conservación de la flora y fauna nativa

Miércoles 15 de febrero de 2017

Tras ganar un Fondo de Protección Ambiental del Ministerio del Medio Ambiente la comunidad agrícola Peral Ojo de Agua resguarda la biodiversidad de la zona de secano costero

3


Inmersos en la zona norte de la Reserva de la Biosfera Fray Jorge, la Comunidad Agrícola Peral Ojo de Agua, en la comuna de Ovalle, haciendo frente a la disminución de especies nativas producto de la sequía, sobrepastoreo, entre otras acciones del hombre, habilitó un área de conservación de la flora y fauna nativa desarrollando acciones de educación ambiental dirigidas a la comunidad local.

El proyecto es uno de los ganadores del Fondo de Protección Ambiental del Ministerio del Medio Ambiente, que posibilitó que la comunidad, con el apoyo de otros organismos asociados, implementen un sistema de regadío con un atrapaniebla, además de reforestar para la recuperación del suelo e implementar un sendero interpretativo e informativo de la riqueza del lugar.

El Seremi del Medio Ambiente, Eduardo Fuentealba, explica que “gracias al Fondo de Protección Ambiental la comunidad agrícola Peral Ojo de Agua ha desarrollado un valioso trabajo de educación ambiental, porque no sólo están resguardando un espacio de una hectárea, sino que además lo han convertido en un aula al aire libre para que la comunidad conozca la biodiversidad que habita en este sitio y esta educación ambiental se traduce en que los comuneros proyecten el manejo de sus terrenos bajo el concepto de sustentabilidad”.

Salvador Velasquez, coordinador del proyecto, destaca que uno de los logros del proyecto es que la comunidad agrícola ha trabajado voluntariamente en equipo para la habilitación de la infraestructura del área de conservación. “Un resultado importante es el incentivo en los comuneros en el cambio del desarrollo económico del lugar, que se basa en la ganadería caprina y agricultura, pero ahora se está trasformando en un turismo sustentable con rescate del patrimonio natural y cultural”, afirma.

El coordinador además destaca que el proyecto ha tenido éxito en el territorio debido al apoyo de organismos asociados para llevar a los comuneros los contenidos ambientales. Tal ha sido el compromiso de la comunidad agrícola, que creó una comisión de medio ambiente que se hará cargo del área de conservación para futuras acciones de educación ambiental.

El proyecto aspira a crecer con el tiempo, instalando un vivero, abriendo las puertas del área de conservación a la comunidad educativa del sector y siendo parte de otras iniciativas de ciencia ciudadana que se implemente en la localidad.