Con financiamiento internacional se recuperarán los ecosistemas invadidos por el castor en el sur del país

Durante el mes de junio, el equipo del “Proyecto GEF Castor, una especie exótica invasora”, junto a Eduardo Schiappacasse, Seremi de Medio Ambiente de Magallanes, recorrieron la región de Magallanes para presentar a las diversas autoridades locales los objetivos del proyecto y las expectativas de cada una de sus etapas.

Después de años de espera, la región más austral de Chile recibió un nuevo proyecto para abordar los daños que ha generado a la biodiversidad la introducción del castor en la zona. Financiado por el Fondo Mundial por el Medio Ambiente (GEF), implementado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y ejecutado en Chile por el Ministerio del Medio Ambiente, el Proyecto GEF Castor busca establecer la mejor estrategia para gestionar la población de castores en la Patagonia y con ello prevenir su expansión hacia el norte del país y el resto del continente. Así lo explica Felipe Guerra, coordinador nacional del Proyecto GEF Castor: “El objetivo del proyecto es preservar los ecosistemas de la Patagonia chilena a través del manejo, la prevención y el control del castor, entendiendo que estamos frente a una especie exótica invasora cuyo impacto es un riesgo no solamente ambiental, sino también económico y social”.

El proyecto buscará fortalecer la institucionalidad, mejorar los instrumentos de gestión, y determinar las formas más propicias de recuperar el daño causado por esta especie exótica invasora en los ecosistemas del sur del país. “Es importante entender los impactos que genera el castor y cómo se ha tornado una grave amenaza para nuestro patrimonio natural, además de reconocer que tenemos brechas como institución y en gestión ante este tipo de problemáticas. Es necesario contar con el apoyo de los gobiernos regionales, el apoyo de las alcaldías y de la comunidad en general”, señaló Guerra, coordinador nacional del Proyecto GEF Castor, Felipe

En el marco de las actividades del proyecto, el representante de GEF Castor y el Seremi de Medio Ambiente de la Región de Magallanes, Eduardo Schiappacasse, visitaron a las autoridades locales para presentar el proyecto y discutir los alcances de este, sus objetivos y los compromisos de cada organismo. De esta forma, durante junio, se mantuvieron reuniones con Margarita Norambuena, gobernadora de la provincia de Porvenir; Blagomir Brztilo, alcalde de la comuna de Primavera e lldefonso Cárdenas, administrador de la Municipalidad de Porvenir.

Un problema que llegó a las calles

Las autoridades entregaron su parecer respecto al proyecto y la invasión del castor, la que no solo se limita a los bosques, según explicó Blagomir Brztilo, alcalde de la comuna de Primavera: “El castor produce daño en ríos y bosques. Sin embargo, en la comuna de Primavera no tenemos bosque, todo es pura pampa. Los castores circulan por la calle, en el pueblo, y hacen diques con los cercos. Por las noches se meten en los patios y al otro día aparece tremendo árbol en medio de la calle”.

En este escenario las instituciones se comprometieron a ser parte del proyecto. “Entregar una respuesta rápida y coordinada ante la problemática causada por el castor es fundamental, para lo cual la gobernación de Porvenir pondrá todos sus esfuerzos en ello. Es un problema conocido hace años, pero que hasta ahora no se le había dado la relevancia necesaria, quizá por falta de financiamiento. Felicito al proyecto por tomar las riendas de este tremendo problema que tenemos”, indicó Margarita Norambuena Caviedes, gobernadora de la provincia de Porvenir en Tierra del Fuego.

Por unanimidad, las reuniones con cada autoridad determinaron la importancia de establecer un trabajo mancomunado y permanente en el tiempo, tal como resume Eduardo Schiappacasse, Seremi de Medio Ambiente de la Región de Magallanes: “el Proyecto GEF Castor aborda un problema regional y dado que afecta a muchísimas comunas. Necesitamos que este trabajo sea absolutamente integrado por todos los participantes que podrían llegar a tener alguna relación con el tema”. Asimismo lo señaló Ana Mayorga, gobernadora de Última Esperanza: “Se hará todo lo necesario para prevenir la llegada de la amenaza del castor a la provincia. Reitero mi compromiso y el apoyo de la gobernación de Última Esperanza para abordar en forma conjunta a todos los servicios públicos que esten bajo la tutoría de la gobernación provincial”.

En ese sentido, Felipe Guerra concluye que lo más importante es comprometer el apoyo de las instituciones y las autoridades locales: “Una cosa es comunicar el proyecto en sí, pero otra muy distinta es lograr apoyo institucional para darle el peso que requiere y que la comunidad lo vaya viendo como tal. Ahora que contamos con el respaldo que buscábamos continuaremos nuestra labor atendiendo todo lo que se nos ha planteado, escuchando a todos los sectores”.

 

 

 

Publicado en Región de Magallanes y Antártica Chilena.