• Con “Plantación de Árboles por la Memoria” en ex cárcel Isla Teja se conmemoró el 11 de septiembre

Martes 12 de Septiembre de 2017

Esta es la tercera versión de la conmemoración, anteriormente se realizaron plantaciones en el sector Huachocopihue de Valdivia y en el puente Pilmaiqué.



En un acto simbólico organizado por la Seremi de Medio Ambiente y la Mesa Regional de Derechos Humanos del Gobierno Regional de Los Ríos plantaron 36 árboles nativos en memoria de ex presos políticos ejecutados durante la dictadura militar.

Esta es la tercera versión de la conmemoración, anteriormente se realizaron plantaciones en el sector Huachocopihue de Valdivia y en el puente Pilmaiquén, en conjunto con el gobierno regional de Los Lagos. La iniciativa nace desde la seremi de Medio Ambiente y en esta oportunidad contó con la colaboración de Conaf y Seremi de Justicia.

La ceremonia fue encabezada por el Intendente de la región, Ricardo Millán y el Subsecretario de Medio Ambiente, Jorge Canals de la Puente. En la oportunidad, Canals señaló: “A través de esta plantación de árboles nativos nos conectamos y queremos mantener vivo el recuerdo de todas aquellas personas víctimas de la dictadura”.

“Esta plantación representa un espacio de reflexión de transformar la memoria en vida. La naturaleza nos invita a mantener en nuestros corazones el recuerdo de tantos y tantas que lucharon también por un país mejor”, señaló la autoridad ambiental.

Oscar Retamal, presidente de la Agrupación de Ex Presos Políticos y Familiares de Valdivia, indicó que en el centro de reclusión buscan simbolizar la memoria de los hechos acontecidos durante la dictadura. “Estos árboles van a simbolizar la memoria de quienes estuvieron en esta cárcel; fueron sacados de ésta doce compañeros y fueron fusilados cruelmente”, dijo.

Retamal se refirió al homenaje a Littré Quiroga, ex Director Nacional de Gendarmería víctima del régimen,  y explicó que para los ex presos políticos, “Gendarmería otorgaba la seguridad de mantenerlos vivos, porque llegar a la cárcel para nosotros no era una situación de sacrificio, sino de término de la tortura y la legalidad de la cárcel nos permitía mantenernos vivos”.

Asimismo, el intendente Ricardo Millán dijo que “sentimos que aquí hay una causa común que tiene que ver con la verdad, la justicia y la memoria”. En esa línea, sostuvo que “este es un día donde nos tiene que acompañar el recogimiento, la tristeza, la conmemoración, pero también la energía para construir un país distinto”.

Igualmente, la máxima autoridad regional fue enfático en señalar su compromiso y respaldo a las gestiones que la Mesa de Derechos Humanos ha emprendido para que el recinto sea declarado Monumento Nacional.