• Cooperación Internacional


Antecedentes

La importancia de la cooperación, como instrumento privilegiado de la relación entre las naciones, radica en la posibilidad de enfrentar desafíos comunes a través de intercambios en campos específicos en los que se presenta fortalezas y necesidades, representando una oportunidad de creación y fortalecimiento de capacidades en las instituciones. Cabe mencionar que, desde la recuperación de la democracia, Chile destaca por su inserción internacional, así como por el grado de desarrollo alcanzado que le permite aportar en forma constructiva a tareas locales y globales. Por ello, aunque la cooperación puede materializarle de diferentes modos, a Chile se le considera más bien un posible puente entre países con distintos grados de desarrollo tanto dentro de la región como a nivel mundial. Asimismo, se le aprecia como un país serio que, sin perjuicio de áreas que debe mejorar, puede ser además oferente de colaboración y un líder en temáticas específicas.

Lo anterior debiera aprovecharse de modo de contribuir a la gestión ambiental, a la inserción positiva del país y a la implementación de las prioridades establecidas en el Programa de Gobierno y en los focos de acción del Ministerio. Para ello se requiere un enfoque coherente, efectivo y priorizado de modo que Chile se beneficie de las potencialidades que brinda el ámbito internacional.

En particular, la cooperación en materia ambiental obedece a distintas fuentes, algunas con mayor institucionalidad y trayectoria –como es el caso de la cooperación que se da en el contexto de los proyectos GEF– y en algunos Acuerdos de Libre Comercio o a través del establecimiento de instrumentos específicos entre la institucionalidad con competencia en materia ambiental de Chile y su par en otros países (memorandos de entendimiento, declaraciones de intención, etc.)

Cabe señalar que dado el creciente número de Acuerdos firmados por Chile que incorporan la dimensión ambiental, así como el importante número de instituciones de Gobierno que participan en el proceso de implementación de los aspectos de cooperación ambiental de los mismos –sea como coordinadores o participando en la preparación, ejecución y monitoreo de proyectos–, se conformó en 2010 una Comisión Coordinadora de la Cooperación Ambiental vinculada a los Acuerdos de Comercio suscritos por Chile, que establece una red de coordinación entre todas aquellas instituciones vinculadas con los temas de cooperación ambiental de los Acuerdos. La Secretaría técnica la componen la DIRECON, DIMA, AGCI y MMA debido a que son puntos nacionales de contacto para muchos de los acuerdos. Conforme al mandato de la Comisión Coordinadora de Cooperación Ambiental, se debe dar seguimiento a programas y proyectos de carácter ambiental que se ejecutan en el marco de los Acuerdos de Comercio, de manera de mejorar su desarrollo.

Principales fuentes de cooperación

Fondos internacionales

  • Fondo para el Medio Ambiente Mundial (Global Environment Facility, GEF)

Fondo que cofinancia el beneficio ambiental global y apoya las transformaciones ambientales globales a través de abordar y resolver las causas subyacentes de la degradación ambiental en forma asociativa con todas las partes interesadas. Promueve actividades innovadoras y replicables a escala nacional y mundial e impulsa el efecto costo-beneficio. En definitiva, el GEF es la principal fuente de recursos para proyectos ambientales en el mundo. Por otra parte, como toda iniciativa internacional, aporta estabilidad, permite profundizar y /o adelantar prioridades nacionales y facilita el análisis de temas emergentes o por decidir como la ratificación de algún instrumento.

  • Fondo Conjunto de Cooperación Chile – México

Instrumento de cooperación internacional destinado a financiar la ejecución de programas, proyectos y/o acciones bilaterales de cooperación para el desarrollo. Financia iniciativas que promuevan la cooperación entre Chile y México o de ambos Estados hacia un tercer país en desarrollo.

  • Fondo Newton-Picarte para Ciencia e Innovación

A través de este fondo el Consejo Británico apoya a instituciones públicas y académicas en Chile, que buscan desarrollar habilidades científicas y técnicas en su personal a través de la colaboración con una contraparte del Reino Unido o de consultoría. Estos proyectos deben demostrar una contribución positiva al desarrollo económico y social de Chile.

 

Acuerdos de Libre Comercio

 El objetivo tradicional de los Acuerdos de Libre Comercio ha sido, básicamente, la disminución o eliminación de las barreras arancelarias. Sin embargo, a medida que se incrementan los flujos de comercio se inicia en forma paulatina la incorporación de otras materias relacionadas con el comercio, como las normas técnicas, las medidas sanitarias y fitosanitarias y ciertos aspectos de la propiedad intelectual, hasta llegar a la incorporación de disposiciones de carácter ambiental.

Si bien persiste aún cierta reticencia en algunos países para tratar el tema ambiental en el contexto de estos acuerdos, cada vez son más aquellos que lo hacen, bajo diferentes modalidades, ostentando Chile una posición abierta, pragmática, flexible y proactiva al respecto.

En efecto, el país, junto con la profundización de su apertura comercial, aceptó y dio inicio a mediados de los noventa a una política destinada a incorporar la dimensión ambiental en los acuerdos que negocia con sus principales socios comerciales. Dicho proceso comenzó con la entrada en vigor de un Acuerdo de Cooperación Ambiental junto al Acuerdo de Libre Comercio Chile-Canadá, en 1997. Luego, en 2003, entra en vigor el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, que contempla la cooperación en este ámbito. En esa misma línea, en 2004, se firma el Acuerdo de Libre Comercio con EE.UU. -cuyo Capítulo 19 incorpora compromisos ambientales-, y el Acuerdo de Cooperación Ambiental paralelo al mismo. En 2006 entra en vigencia el Acuerdo de Cooperación Ambiental vinculado al Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (P4) y luego dos similares, con Panamá y con Colombia. En 2007, al firmarse el Acuerdo de Asociación Económica Estratégica Chile-Japón, los Ministros de Relaciones Exteriores suscribieron una Declaración Conjunta, que tiene un Anexo sobre Medio Ambiente. Ese mismo año se firma el Memorándum de Entendimiento sobre Cooperación Ambiental entre la Comisión Nacional del Medio Ambiente (CONAMA) y la Administración Estatal para la Protección Ambiental de la República Popular China (SEPA), negociado según lo establecido en el artículo 108 del Acuerdo de Libre Comercio. Luego, en marzo 2009, entra en vigor el Acuerdo de Libre Comercio con Australia que incorporó, en el Capítulo sobre Cooperación, un artículo sobre medio ambiente. En 2012 entra en vigor el Acuerdo de Libre Comercio con Malasia, donde las Partes acuerdan cooperar en el ámbito ambiental. En 2015 entra en vigor el Acuerdo de Libre Comercio con Tailandia que incorpora la cooperación ambiental en el artículo 11.5 de asuntos ambientales. Hay otros por firmar, firmados, como el caso del TPP[1], o en etapa de negociación[2].

En el marco de los Acuerdos de Libre Comercio se han negociado capítulos ambientales o Acuerdos de Cooperación Ambiental paralelos asociados. Con el fin de procurar la continuidad de la cooperación bajo dichas instancias y de ordenar el trabajo se establecen bajo cierta periodicidad Programas o Planes de Trabajo. Cabe destacar que éstos otorgan gran flexibilidad a los países en cuanto a que los objetivos y las actividades potenciales establecidas pueden ser actualizados y/o modificados, si así lo acuerdan las Partes.

Más abajo se puede descargar un documento que detalla, para el universo de acuerdos con dimensión ambiental, el país o grupo de países, el tipo de acuerdo y la modalidad.

Acuerdos entre instituciones con competencia ambiental

Dado el interés entre instituciones con competencia ambiental y con el fin de enfocar la cooperación en un marco que responda a intereses y prioridades mutuas, se han establecido instrumentos específicos como memorandos de entendimiento, declaraciones de intención, y otros tipos de acuerdos.
[1] En febrero de 2016 se firma el Acuerdo Trans-Pacífico (Transpacific Partnership Agreement, TPP). Lo componen Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.
[1] El Acuerdo de Asociación Política, Económica y de Cooperación entre Chile y la Unión Europea ha entrado en un proceso de modernización; en el Acuerdo de Complementación Económica (ACE) con Centroamérica (Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua) que actualmente no contempla temas ambientales, se presentó una propuesta de capítulo ambiental; en el Tratado de Libre Comercio con China existe una comisión que explora las opciones para su modernización en los aspectos de medio ambiente; el Tratado de Libre Comercio con EFTA (Islandia, Noruega, Suiza y el Principado de Liechtenstein) ha entrado en un proceso de modernización.
Universo de acuerdos con dimensión ambiental