• El fondo para el medio ambiente mundial – GEF


EL FONDO PARA EL MEDIO AMBIENTE MUNDIAL – GEF

(Basada en información al día, extraída del sitio web del GEF, con agregados del equipo GEF de la Oficina de Asuntos Internacionales del MMA).

 INTRODUCCIÓN

El Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM o GEF, por su sigla en inglés) es una asociación para la cooperación internacional en la que 183 países trabajan conjuntamente con instituciones internacionales, organizaciones de la sociedad civil y el sector privado, para hacer frente a los problemas ambientales mundiales. Hay 32 países donantes y 151 receptores de fondos para proyectos. Algunos países son donantes y receptores a la vez. El GEF es actualmente la principal fuente de recursos para proyectos ambientales en el mundo.

Este Fondo se creó en octubre de 1991 como un programa piloto del Banco Mundial dotado de US$1000 millones para contribuir a la protección del medio ambiente mundial y promover el desarrollo ambientalmente sostenible. El GEF tenía la misión de ofrecer donaciones nuevas o adicionales y financiamiento en condiciones concesionarias para afrontar los costos “incrementales” o adicionales (que significa transformar proyectos exitosos a nivel nacional en iniciativas que proporcionen beneficios ambientales mundiales. El Fondo fue reestructurado en 1994, en la Cumbre de Río, dando lugar al GEF que funciona hoy y que tiene como documento rector al “Instrumento para el Establecimiento del GEF Restructurado”. Este documento puede ser modificado –y lo ha sido varias veces- solo con la aprobación de la Asamblea del GEF.

A partir de la reestructuración del GEF el Fondo opera como una institución permanente e independiente del Banco Mundial. El propósito de esto fue dar a los países en desarrollo la posibilidad de formar parte del proceso decisor y mayor apropiación en la implementación de sus proyectos. El Banco Mundial ejerce desde entonces la función de Agente Fiduciario del Fondo y provee servicios administrativos. Tomó funciones también como Agencia Implementadora (ver más adelante), junto al Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente /PNUMA) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Estas fueron las tres agencias iniciales para implementar proyectos en los países.

Parte de la restructuración del GEF fue la decisión de convertirlo en el mecanismo financiero  de la Convención de Naciones Unidas para la Diversidad Biológica y la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático. Además se incorporó una asociación con el Protocolo de Montreal de la Convención de Viena sobre las Sustancias que Agotan la Capa de Ozono para los países con economías en transición. Más adelante, el GEF fue seleccionado para ser el mecanismo financiero de otras tres convenciones internacionales: la Convención de Estocolmo de Contaminantes Orgánicos Persistentes, en 2001; la Convención de Naciones Unidas para Combatir la Desertificación, Deforestación y Sequía, en 2003; y la Convención de Minamata sobre el Mercurio, en 2013.

El GEF se financia con las donaciones de los países donantes quienes comprometen su donación cada cuatro años, en el período de Reposición de Fondos. Esta nueva reposición de fondos es la que da el nombre al período, de modo que la reposición que se inició e 1° de julio de 2014 y que dura por cuatro años, hasta el 30 de junio de 2018, es la sexta vez que ha habido un compromiso de donación para el período que se inicia. Por eso se habla, en este caso, del GEF6.

 Mecanismo financiero de Convenciones y Administrador de Fondos

El GEF también actúa como mecanismo financiero de los siguientes convenios y convenciones:

  • Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) CBD, sigla en inglés.
  • Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) UNFCCC, sigla en inglés.
  • Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs) POPs, sigla en inglés.
  • Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) UNCCD, sigla en inglés.
  • Convenio de Minamata sobre el Mercurio
  • No formalmente vinculado, Protocolo de Montreal relativo a las Sustancias que Agotan la Capa de Ozono

Otros fondos administrados por el GEF

En Conferencia de las Partes (CoP) de la CMNUCC se entregó al GEF el mandato de administrar dos fondos  más: el Fondo para los Países Menos Adelantados (LDCF, sigla en inglés), y el Fondo Especial para el Cambio Climático (SCCF, sigla en inglés, para proyectos de adaptación).

El GEF también administra el Fondo de Implementación del Protocolo de Nagoya (NPIF, sigla en inglés), establecido por la CDB.

LAS AGENCIAS IMPLEMENTADORAS (AI)

El papel de las agencias es servir de vínculo intermedio entre el GEF y el país respecto de los proyectos. Se ocupan de asistir a los países en la formulación de las distintas etapas de los proyectos, asegurando que se cumple con las estrategias, los requisitos y los procedimientos exigidos por el GEF. Presentan al Secretariado del GEF los proyectos cuando están listos y asisten al GEF en el control de los fondos asignados para cada proyecto. Hacen monitoreo y seguimiento de los proyectos para asegurar el cumplimiento de los objetivos y de las actividades propuestas.

Las Agencias Implementadoras fundadoras son Banco Mundial, Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

El Consejo del GEF ha aprobado un programa de incorporación de otras agencias implementadoras, las que hoy alcanzan a 18:

  • Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD
  • Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente PNUMA
  • Banco Mundial BM

Estos fueron los tres asociados que comenzaron a ejecutar los proyectos del GEF Posteriormente se agregaron las siguientes:

  • Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, ONUDI
  • Organización para la Alimentación y Agricultura, FAO
  • Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, FIDA
  • Banco Interamericano de Desarrollo, BID
  • Banco Africano de Desarrollo, BAfD
  • Banco de Desarrollo de West Africa, BOAD
  • Banco Asiático de Desarrollo, BAD
  • Banco Europeo para la Reconstrucción y Desarrollo, EBRD
  • World Wildlife Fund de Estados Unidos, WWF-US
  • Conservation International, CI
  • Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, UICN
  • Banco de Desarrollo de Sud África, BDSA
  • Banco de Desarrollo de América Latina, BDAL (ex CAF)
  • Fondo Brasileño para la Biodiversidad, FUNBIO
  • Oficina de Cooperación Económica Internacional del Ministerio de Protección Ambiental de China, OCEI

 HISTORIA DEL GEF – LÍNEA DE TIEMPO

1

LOS LOGROS

Desde 1991, el GEF ha proporcionado $14,5 mil millones de dólares en donaciones para 3.900 proyectos en 165 países en desarrollo, los cuales han apalancado cofinanciamiento por US$ 75,4 mil millones. El apalancamiento o cofinanciamiento de los aportes o donaciones del GEF es una condición para financiar proyectos, ya que el GEF solamente financia la parte de los proyectos que es de beneficio global, los llamados costos incrementales. Los países mismos deben financiar la parte local de sus propuestas, o sea, la línea de base.

A través de su Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) del GEF ha realizado más de 20.000 donaciones a organizaciones basadas en la comunidad y de la sociedad civil por un total de mil millones de dólares. Este Programa es de alto impacto ambiental. Chile fue beneficiario de este programa durante 15 años, no teniendo ya acceso al mismo según las regulaciones que lo rigen.

Entre los principales resultados de estas inversiones, el GEF ha establecido áreas protegidas en todo el mundo más o menos equivalentes al área de Brasil; ha reducido las emisiones de carbono por 2,3 mil millones de toneladas; ha eliminado el uso de sustancias destructoras del ozono en Europa Central y del Este y en Asia Central; ha transformado la gestión de las 33 principales cuencas fluviales y un tercio de los grandes ecosistemas marinos del mundo y; ha disminuido el avance de la desertificación en África mediante la mejora de prácticas agrícolas, contribuyendo de manera simultánea a mejorar los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria de millones de personas.

EL GEF 6 (2014-2018): NUEVA VISIÓN Y NUEVAS ESTRATEGIAS

(Extraído del documento presentado a la 5ª

El GEF advierte las grandes amenazas ambientales que enfrenta el planeta y  estima crucial que se ayude a invertir las tendencias negativas respaldando  proyectos y programas innovadores, que promuevan transformaciones y puedan generar beneficios ambientales a escala mundial. Para ello, el GEF se concentra en “métodos integrados que adopten un enfoque holístico frente a los desafíos ambientales, con alianzas y recursos lo suficientemente poderosos como para abordar los grandes problemas. Atender una crisis ambiental tras otra no basta para lograr buenos resultados. Debemos comprender los indicios que señalan la gestación de una crisis y entender por qué esta se desarrolla.”

En el documento ubicado en la web que fue presentado a la Quinta Asamblea del GEF, se establece lo siguiente::

La visión para 2020 del FMAM es ser defensor del medio ambiente, apoyar el cambio transformacional y lograr beneficios ambientales a escala mundial. A fin de cumplir con esta visión, el FMAM adoptará las siguientes medidas:

  • Abordar los impulsores de la degradación ambiental. El FMAM identificará intervenciones en forma proactiva que se enfoquen en los impulsores subyacentes de la degradación ambiental y respaldará las coaliciones que reúnan a las asociaciones de interesados comprometidos con soluciones para los complejos desafíos ambientales.
  • Apoyar las actividades innovadoras y extensibles. El FMAM apoyará las formas innovadoras de hacer negocio y se enfocará en las actividades que se puedan extender a los distintos países, regiones y sectores a través de las transformaciones de políticas, los mercados o el comportamiento.
  • Provocar los mayores impactos eficazmente en función de los costos. El FMAM mantendrá un enfoque claro en la ampliación de los beneficios ambientales a nivel mundial que concede gracias al financiamiento; para ello, buscará soluciones eficaces en función de los costos a los principales desafíos ambientales.

PROGRAMAS INTEGRADOS

(Del documento indicado más arriba, sobre la Estrategia 2020)

Abordar los impulsores de la degradación ambiental de una manera integrada

La estrategia actualmente pone énfasis en abordar los impulsores (drivers) de la degradación ambiental, que es un factor crítico en el retardo y la eventual reversión de las tendencias ambientales.

Un selecto número de inversiones integradas producirá beneficios ambientales múltiples al trabajar con un amplio abanico de organizaciones y sectores, incluyendo agencias gubernamentales, la empresa privada y las ONGs. Este enfoque nuevo y más integrado está ahora siendo agregado a la modalidad de financiamiento del GEF con el objeto de fortalecer su capacidad de responder a las prioridades identificadas en la diversas convenciones y por los afectados e involucrados.

Los enfoques integrados del GEF 6 incluyen inversiones en algunos  programas referidos a los bienes globales, ciudades sustentables y seguridad alimentaria en África. Serán programas piloto cuyos resultados están fuertemente alineados con metas y logros planteados en los acuerdos ambientales multilaterales a los cuales el GEF les sirve de mecanismo financiero.

 ESTRUCTURA DEL GEF

(Información en sitio web GEF no está al día por cuanto no se han agregado las Agencias GEF nuevas, que están indicadas en el texto de esta minuta).

2

 ASIGNACIÓN DE FONDOS – STAR

El GEF implementó (ya en el período del GEF5, y continúa con ciertas modificaciones) un sistema transparente de asignación de recursos llamado STAR. En este sistema los países tienen asignaciones “personalizadas” de recursos en tres áreas focales: biodiversidad, cambio climático y degradación de tierras. Las postulaciones a proyectos en las otras áreas focales, que son: aguas internacionales, químicos y residuos, y degradación de la capa de ozono, son financiadas con el dinero asignado al área focal correspondiente, que cumplan con los requisitos establecidos, sobre la base del orden de llegada y aprobación del proyecto.

Las asignaciones STAR se hacen según indicadores ponderados que están explicados en los documentos GEF publicados ( www.thegef.org ). Uno de los indicadores que tiene un peso significativo es el de desempeño del país. O sea, un país que no cumple, se atrasa, no ejecuta el dinero, etc., tiene mal indicador y en el período siguiente probablemente se le asignará menos dinero.

Fondos STAR para Chile en el GEF 6

Chile tiene una asignación para el GEF6 de US$26,32 millones para los cuatro años del GEF6 que terminan el 30 de junio de 2018. Se distribuyen como sigue, en millones de dólares:

  • Biodiversidad 18,06
  • Cambio climático 6,42
  • Degradación tierras 1.85

CÓMO OPERA EL GEF

El GEF opera con los gobiernos de los países a través de sus puntos focales, quienes interactúan con el GEF a través de agencias implementadoras (ver más adelante). Cada país asociado al GEF tiene un punto focal institucional, que suele ser el Ministerio del Medio Ambiente, Cancillería o el Ministerio de Hacienda del país. A su vez, todos los países tienen un Punto Focal Político, que es nominado por la institución punto focal. Solo los países receptores de donaciones GEF tienen un Punto Focal Operativo (PFO), quien es designado por la institución punto focal.

La institución punto focal de Chile es el Ministerio del Medio Ambiente (MMA). Los puntos focales GEF tienen una función coordinadora muy importante en sus países. Son el vínculo entre el Secretariado del GEF y las Agencias Implementadoras, a la vez que representan a sus circunscripciones en el Consejo del GEF.

El Punto Focal Político (PFP) y el Punto Focal Operativo (PFO) tienen funciones diferentes, los países pueden asignarles funciones específicas además de las establecidas por el GEF.

El PFP tiene funciones de gobernanza, decisiones políticas y relaciones con los países miembro y con el Consejo y la Asamblea del GEF.

El PFO tiene funciones operativas referentes a las actividades del GEF en los países, tales como asegurar que los proyectos cumplan con las prioridades y los planes ambientales nacionales al aprobar (endosar) los proyectos para ser presentados al GEF, dar seguimiento al desarrollo de los mismos y facilitar la coordinación, integración y las consultas internas del país. Para efectos de la programación  y funcionamiento de los proyectos, se coordina con las Agencias Implementadoras y el Secretariado del GEF.

Los proyectos que solicitan más de US$2 millones al GEF (Proyectos grandes, FSP, por su sigla en inglés) deben ser aprobados por el Consejo que se reúne dos veces al año en Washington DC. Allí asisten los países donantes y representantes de los receptores. Los países receptores se agrupan en circunscripciones que eligen un representante rotativo (como ellos lo acuerden) ante el Consejo. Al Consejo el Secretariado del GEF (GEFSEC) le presenta para aprobación un Programa de Trabajo, que es una selección de las propuestas de proyectos en un formato inicial conceptual (Project Identification Form, PIF) presentados por los países a través de las agencias implementadoras. Estos proyectos o PIFs para llegar a esta etapa ya han sido revisados por los países, las agencias y los equipos técnicos del Secretariado del GEF, además del Panel Consultivo Científico Técnico (STAP, por su sigla en inglés). Se presentan al Consejo proyectos por un monto total que en su conjunto totalicen el dinero disponible por las donaciones comprometidas a la fecha por los países donantes. Esto varía cada vez, pues depende de los varios países que han comprometido donación y del período del año en que donan.

Los proyectos Medianos (MSP por su sigla en inglés), de menos de dos millones de dólares de donación, son aprobados por la Presidente y Funcionaria Ejecutiva Principal (Chief Executive Officer, CEO) a medida que llegan y si hay fondos disponibles.

Una vez aprobado el Programa de Trabajo, se puede solicitar al GEF un adelanto de la donación (Project Preparation Grant, PPG) para preparar el documento del proyecto, sobre la base del PIF aprobado, con una descripción detallada de los objetivos, la justificación y alcances del proyecto, los componentes, actividades, productos y resultados esperados y el presupuesto. Hay un formulario para estos efectos. La agencia implementadora es de gran asistencia en este período. Generalmente se contrata un consultor para escribir este PPG en conjunto con los proponentes y la agencia implementadora. Este documento se presenta al Secretariado con un CEO Endorsement Request, que la CEO aprobará con la anuencia de los equipos técnicos del GEF.

Habiéndose conseguido la aprobación de la CEO los países terminarán algunos trámites internos y con las agencias y se da comienzo a la ejecución del proyecto.

El plazo para realizar toda la actividad descrita más arriba, para los proyectos grandes FSP, desde el día de la aprobación del Consejo es de 18 meses.

QUÉ HACER SI SE QUIERE PRESENTAR UN PROYECTO AL GEF

  • Se recomienda entrar al sitio web del GEF www.thegef.org y explorarlo para tener una idea de qué se trata este fondo.
  • Ubicar la idea de proyecto entre las áreas focales y/o esferas de actividad del GEF. Puede un proyecto abarcar más de un área focal.
  • Considerar si el proyecto cumple con las prioridades establecidas por la Autoridad Ambiental del Gobierno de Chile (generalmente en el sitio web de la institución involucrada y en el Programa Ambiental del Gobierno), consultar con el Punto Focal Operativo en el Ministerio del Medio Ambiente.
  • La propuesta debe cumplir con las estrategias GEF para el período, que pueden ser confrontadas en la página web del GEF www.thegef.org
  • Pensar en los socios o involucrados o interesados en el proyecto: instituciones que deberían intervenir porque el proyecto sería de su interés por la actividad que desarrollan (Ejemplo: proyecto del MMA sobre conservación de bosque nativo involucraría a CONAF, a los municipios del área donde se busca proteger, comunidades involucradas, otros).
  • Establecer la línea de base: qué va a hacer el proponente aún sin el aporte GEF, Cuál es el proyecto que se hará de todas maneras y que está financiado por otros medios.
  • Establecer cuál sería el beneficio ambiental global de la propuesta y cuánto se necesitaría para que el proyecto que se hará de todas maneras tenga un plus global. El monto que se solicitará al GEF es este monto, el que financia el plus de beneficio global.
  • Pensar en cuánto el proponente aporta con su línea de base y quiénes serían los socios cofinanciadores del proyecto. Todo proyecto GEF debe ser cofinanciado en una proporción de 1:6, lo cual puede ser parte en especie y parte en efectivo. Los socios, involucrados o stakeholders, deberán comprometerse a cofinanciar el proyecto, y participarán en la toma de decisiones y ejecución del mismo, integrando el Comité Directivo.
  • Presentarse al Punto Focal Operativo en el MMA y conversar sobre el tema para aclarar dudas una vez que lo anterior está relativamente claro. Así se decidirá el siguiente paso.

EL GEF EN CHILE

En el  año 1992, se inicia  en Chile el financiamiento de proyectos por el GEF. La cantidad total de recursos invertidos en proyectos ambientales en Chile o proyectos regionales o globales en los cuales Chile ha participado, y que han recibido una contribución del GEF desde 1992 hasta 2015 asciende a USD 724.189.751.-

Montos GEF: USD 201.029.415, los cuales representan el 27,75% del total. Montos por cofinanciamiento: USD 523.160.336 los cuales representan el 72,24%.

Es decir, que por cada  USD 1 aportado por el GEF hay USD 2,60  de cofinanciamiento.

REPORTE PROYECTOS GEF    JULIO 2016  

 Reporte Proyecto GEF – Julio 2016