Empresas del sector espumas de poliuretano comienzan a utilizar materias primas amigables con el medio ambiente

Gracias a una alianza público-privada y como parte del Plan de Gestión para la Eliminación de los HCFC en Chile, empresas del sector de espumas de poliuretano, apoyadas por la Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), han iniciado procesos de conversión de sus materias primas por sustancias amigables con la capa de ozono y el cambio climático.

El año 2007 Chile comenzó el proceso de reducción y eliminación de los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) de acuerdo a los compromisos adquiridos con el Protocolo de Montreal, acuerdo internacional que busca eliminar estas sustancias que deterioran la capa de ozono. En octubre del año 2016 se aprobó la Enmienda de Kigali para reducir la producción y el consumo de los hidrofluorocarbonos (HFC), gases que contribuyen al calentamiento global, siendo Chile el primer país de la Región en ratificar dicha Enmienda.

En este contexto y para cumplir el compromiso país de eliminar el consumo de HCFC-141b al 1 de enero 2010, desde 2017 se están implementando proyectos de reconversión en el sector de espumas de poliuretano utilizado para aislación térmica, para lo cual 43 empresas nacionales, apoyadas por la Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), han preparado y algunas iniciado procesos de conversión de sus materias primas, tradicionalmente con HCFC-141b, por sustancias que no afectan a la capa de ozono ni contribuyen al cambio climático. Las acciones se enmarcan en la segunda fase del Plan de Gestión para la Eliminación de los HCFC.

“Agradecemos el compromiso de las empresas en el Programa de Apoyo al Sector Espuma, ya que están contribuyendo a la preservación de la capa de ozono y a mitigar el efecto del cambio climático, lo que está sintonía con los Objetivos del Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas”, dijo Andrea Cabezas, Asociada del Programa de Gobernanza y Desarrollo Sostenible del PNUD, en una reunión con las empresas involucradas, el pasado 19 de noviembre.

En el encuentro participaron representantes de Inema, Refricentro, Ingepur, Ixom y Austral Chemical, empresas que son parte del proyecto. “Necesitamos de actores como ustedes, comprometidos y que crean en esta alianza público-privada para cumplir con las metas del Protocolo de Montreal y la Enmienda de Kigali, y de esa forma asegurar la sostenibilidad del planeta”, señaló Carolina Urmeneta, jefa de la Oficina de Cambio Climático del Ministerio del Medio Ambiente.

“A pesar de que estas modificaciones han sido impuestas desde arriba, nos hemos dado cuenta que es posible lograr la conversión y dejar de utilizar estos gases dañinos, algo que por lo demás hemos ido entendiendo como necesario, ya que es lo que le vamos a dejar a nuestros nietos”, señaló Juan Patirro, gerente general de Ingepur.

En el encuentro, realizado en las oficinas de PNUD, se hizo entrega de un reconocimiento a las empresas que han iniciado la implementación del programa.

Publicado en campana-ozono.