Escuela San Miguel de Talca: Un ejemplo en la promoción de prácticas sustentables desde el aula

El año 2016, la Escuela San Miguel de Talca, ingresó al Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE) programa coordinado por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), el Ministerio de Educación (MINEDUC), la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO) y que tiene como propósito fomentar la incorporación de variables ambientales en tres ámbitos: pedagógico, gestión y relación de la comunidad educativa con el entorno.

Cumpliendo diversos requisitos del SNCAE, la Escuela San Miguel de Talca, logró obtener la certificación ambiental en nivel Básico, entregada por la Seremi del Medio Ambiente de la Región del Maule, Maria Eliana Vega, en junio de 2017.

“Este establecimiento educacional es un ejemplo por insertar contenidos ambientales desde la más tierna infancia. Promueve entre sus alumnos la importancia de tomar conciencia del respecto y cuidado de nuestro medio ambiente, con simples acciones o iniciativas que son sustentables, como instalar un huerto escolar”, sostuvo la autoridad.

El proyecto educativo de la Escuela San Miguel de Talca, destaca por promover y transmitir  conocimientos y enseñanzas desde la educación ambiental, inculcando valores, actitudes y prácticas que permitan a sus alumnos que cursan entre la educación Parvularia y Básica, que comprendan la importancia de la protección del entorno, para así establecer una relación armónica con el medio ambiente.

En este proceso continuo de formación, los docentes la Escuela San Miguel de Talca, han integrado en la malla curricular, los contenidos medioambientales de manera trasversal. Además, han conformado una brigada ecológica y postularon al proyecto “Vive tu Huerto”, otorgado por FOSIS, orientado a promover hábitos y estilos de vida saludable en las comunidades educativas.

Con la instalación del huerto, los estudiantes han aprendido a separación residuos orgánicos para generar compostaje, a realizar reciclaje desde la lombricultura y confeccionar eco ladrillos.

Adoptando hábitos verdes

Nicolás González Valdés, tiene 9 años, es estudiante de Cuarto año Básico en la Escuela San Miguel de Talca, con mucha convicción relata que “el huerto consiste en que los niños de este establecimiento hacen plantas y reciclamos en los vasitos de yogurt, echamos una semilla, tierra y un poquito de agua, los dejamos dos a tres semanas para que crezcan y luego las trasplantamos. Hacemos agricultura, hummus con las lombrices rojas de Estados Unidos –californianas- y tenemos lechugas y acelgas”. A su corta edad, Nicolás González, está muy consiente sobre cómo se adoptan las prácticas más sustentables desde el aula. “Postulamos a un proyecto ambientalista y ganamos. Ahora somos una escuela ambientalista”, expuso orgullo, durante la inauguración del huerto escolar.

Publicado en Noticias, Región del Maule.