Grupo Organizado de Apoyo Comunitario y Protección Ambiental prepara a futuros líderes ambientales para la región de Coquimbo

Los talleres se están realizando en la Junta de Vecinos Llano Virgilio. Las próximas actividades serán una visita a La Pampilla, donde los asistentes podrán conocer al lucumillo, especie endémica en peligro de extinción y talleres de liderazgo.

La Seremi de Medio Ambiente, en su compromiso por concientizar a la comunidad sobre la importancia del cuidado de la biodiversidad marina y terrestre de la región de Coquimbo, participó en la visita al acuario de la UCN, donde treinta niños y niñas de 2 a 13 años de edad, además de sus apoderados, pudieron conocer las especies marinas que forman parte de la biodiversidad local y recibir las herramientas necesarias para que se conviertan en futuros líderes ambientales dentro de sus localidades. La actividad fue ejecutada por el Grupo Organizado de Apoyo Comunitario y Protección Ambiental (GODAC), en el marco del Fondo de Protección Ambiental (FPA) 2018.

El seremi del Medio Ambiente, Cristian Felmer, se refirió a la importancia de inculcar a temprana edad una educación ambiental de buena calidad: “Es importante trabajar con los niños para que adquieran las costumbres y culturas ambientales que les permitan vivir en un medio ambiente libre de contaminación, donde se priorice el desarrollo sustentable. Hemos trabajado constantemente en los jardines infantiles y colegios, para que la educación ambiental recibida en estas agrupaciones sociales sea la mejor posible”.

Evelyn Riffo, encargada de ejecución de GODAC, indicó que la inquietud de realizar este proyecto fue, precisamente, el interés por la calidad de esta educación ambiental: “Generamos esta actividad para actuar concretamente sobre la base, porque hemos percibido que las generaciones futuras son las que harán los cambios. Los adultos, muchos, ya estamos mal formados. Ellos tienen disposición y hay que apoyarla. Les gustó mucho la actividad. Pudieron ver las especies en directo. Lo sorprendente es que las conocían ya de antes, hasta se sabían sus nombres científicos. Como dije anteriormente, son los niños quienes muestran más disposición a cuidar y respetar la naturaleza”.

Uno de los niños participantes es Alonso Riffo. Tiene 10 años y manifestó estar contento de ser parte del equipo que formará los líderes ambientales del mañana: “Ha sido bonito. He conocido diferentes tipos de animales. El profesor contestó todas las preguntas que le hicimos. Lo que más me gustó fue ver y tocar los peces, las estrellas de mar y los otros animales marinos”.

Finalmente, Cristian Clavero Salazar, Presidente de ASERTUR (Asociación de Servicios Turísticos de la Región de Coquimbo), agregó que el organismo también formará parte de estos talleres: “Tenemos una actividad planificada enfocada a la visión turística. Los niños tienen mucho que entregar. Tenemos que inculcar la semilla, para que tengamos un mejor turismo, desde una perspectiva medio ambiental. Así, los convertiremos en líderes que tengan una buena educación ambiental”.

 

Publicado en Región de Coquimbo.