Laboratorio evalúa el tamaño del agujero de la capa de ozono y su cercanía con el continente

A pesar de que este año el agujero de la capa de ozono alcanzó un área aproximada de 23.000.000 de km2, expertos del Laboratorio de Investigaciones Atmosféricas (LIA) de la Universidad de Magallanes, explican que su formación y posterior dilución es un proceso dinámico y estacional, circunscrita a la Antártica, y que alcanza latitudes medias. La Unidad Ozono del Ministerio de Medio Ambiente visitó las instalaciones del laboratorio para conocer in situ el trabajo que desempeñan.

El tamaño del agujero de la capa de ozono varía durante la primavera, observándose una mayor tamaño durante el mes de octubre. “El año 2015 tuvimos un episodio crítico, ya que el agujero alcanzó los 27.000.000 de km2, el mayor tamaño detectado en mucho tiempo; en particular, el día 19 de noviembre de ese año, el borde del agujero de la capa de ozono, llegó hasta localidades en la Región de los Ríos. En 2017 se redujo a 17.000.000 de km2, pero este 2018 volvió a aumentar a 23.000.0000 de km2”, explica Félix Zamorano, doctor en Geofísica Espacial y jefe del Laboratorio de Investigaciones Atmosféricas (LIA) de la Universidad de Magallanes, institución que se dedica a medir, entre otros, los niveles de ozono y de radiación ultravioleta.

“Se trata de un fenómeno estacional. A partir de la primera quincena de agosto, comienza a formarse el agujero en la capa de ozono Antártico, llegando a su máxima área en el mes de octubre, para luego ir disminuyendo su tamaño, de modo que en el mes de noviembre el agujero comienza a diluirse, para estar totalmente disipado en diciembre. Es un proceso dinámico que se repite todos los años”, señala Félix Zamorano.

Las investigaciones y reportes del LIA demuestran que actualmente el borde del agujero de la capa de ozono alcanza latitudes cercanas a Puerto Williams, aproximándose a la región pero sin ingresar, es decir, se mantiene en el límite del círculo Polar Antártico. Sin embargo, este año ha sido particularmente anormal, ya que se registraron disminuciones en la concentración de ozono en el mes de abril, mayo y junio. El 8 de mayo la columna total de ozono registrado en Punta Arenas, alcanzó las 207 Unidades Dobson (UD), medida del espesor de la capa de Ozono, cuando el valor normal debiera ser de 320 UD. Las bajas concentraciones abarcaron localidades como Temuco, Valdivia, Osorno Puerto Montt, de acuerdo a datos de satélite entregados por el LIA. “Es una anormalidad, que estamos estudiando y tratando de determinar las causas de aquello, puesto que disminuciones en las concentraciones de ozono se pueden observar en los meses de verano e inicios del otoño, pero no tan significativamente como lo ocurrido en mayo de este año”, señala Zamorano.

También se han registrado aproximaciones del agujero hacia el extremo sur del continente, los días 26 y 27 de septiembre, ocasiones en que la columna total de ozono disminuyó en aproximadamente un 22 %, respecto del valor medio anual.

Al mismo tiempo, Félix Zamorano señala que en algunas ocasiones ha aumentado en forma anormal la radiación ultravioleta, aunque todavía no ha sido mayor a las del norte del país. Por este motivo, durante octubre llevarán a cabo la campaña de fotoprotección junto a la SEREMI de Salud Magallanes, en donde informarán a la ciudadanía de la Región sobre las precauciones que se deben tener a la hora de exponerse al sol para evitar daños asociados a la radiación ultravioleta.

Otras de las actividades de difusión que realiza el LIA son charlas en colegio, visitas guiadas al laboratorio, seminarios y talleres. “Es muy importante acercar estos temas a la gente, a los estudiantes y toda la comunidad, de manera que todos tomemos conciencia no solo de los daños asociados a la radiación ultravioleta, sino que también de la importancia de trabajar por la preservación de la capa de ozono”, dice Lorena Alarcón, consultora de la Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente, que visitó el LIA y pudo ver en terreno las labores que los investigadores desempeñan.

 

Mediciones de primer nivel

El laboratorio también trabaja junto a instituciones como la Dirección Meteorológica de Chile, Fuerza Aérea de Chile, Dirección General de Aeronáutica Civil y los Ministerios de Salud y Medio Ambiente, entre otros. Los estudios se concentran en aspectos meteorológicos, radiación solar, aerosoles, y climatología del ozono y de la radiación ultravioleta. “El ozono que estudiamos corresponde a la columna total de ozono en Punta Arenas y alrededores, es decir, medimos su distribución vertical a través de un sistema de sondaje”, explica el jefe del LIA.

Las mediciones de la columna total de ozono y de la intensidad de Radiación Ultravioleta se obtienen con un espectrofotómetro Brewer. “Este procedimiento se realiza a través de ozono-sondaje, que consiste de una serie de sensores, como corriente de ozono, presión atmosférica, temperatura atmosférica, humedad relativa del aire y GPS para determinar localización y viento, lo que permite obtener información de la capa de ozono y su comportamiento, cómo se distribuye verticalmente, y en qué lugar se encuentran las máximas o mínimas concentraciones”, aclara Félix Zambrano.

Hoy el Laboratorio de Investigaciones Atmosféricas cuenta con instrumentación de alta complejidad tecnológica y es parte de una red internacional de medición de la concentración de ozono y radiación ultravioleta, con convenios de cooperación científica con Argentina, Brasil, Alemania, Japón y Canadá, además de instituciones internacionales como el World Meteorological Organization (WMO), el World Ozono and Ultraviolet Radiation Data Centre (WOUDC) y la Red Latinoamericana de Lidares (LALINET).

“Los investigadores del LIA realizan una importante labor, aportando trabajos y estudios científicos, tanto a nivel nacional como internacional. Entre otros temas, sobre el ozono estratosférico y radiación ultravioleta, que son datos valiosos e importantes para la ejecución del Protocolo de Montreal, que tiene por objetivo proteger la capa de ozono”, señala Lorena Alarcón.

Publicado en Nacionales.