Magallanes busca prevenir el avance del castor en la región

El Proyecto GEF Castor presentó en Puerto Natales una propuesta de Sistema de Alerta Temprana para el monitoreo y la prevención del castor en Última Esperanza, un protocolo de acción que invita a la comunidad a dar aviso ante avistamientos de castor, especie exótica invasora que está provocando serios daños en los ecosistemas locales.

El equipo del “Proyeco GEF Castor, una especie exótica invasora”, llegó hasta Puerto Natales para participar en las primeras charlas del Sistema de Alerta Temprana (SAT), establecido en la región, herramienta que tiene por objetivo prevenir el asentamiento del castor en la provincia e impedir su avance hacia el resto del continente.

La actividad es parte de las acciones del Proyecto GEF Castor, que cuenta con el apoyo de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Ministerio del Medio Ambiente, y cuyos socios son el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la ONG Wildlife Conservation Society (WCS). En conjunto, estas instuituciones buscan encontrar la mejor estrategia para el manejo y control de castor, especie exótica invasora que hace más de 70 años genera una amenaza en los ecosistemas de la Patagonia.

La charla estuvo a cargo del equipo de Wildlife Conservation Society (WCS), socios ejecutores del proyecto, quienes están a cargo de desarrollar un protocolo de acción que canaliza los posibles avistamientos o denuncias de castor en la zona, para poder monitorear de manera temprana su presencia y evitar su avance. La suma de acciones a tomar ante un avistamiento se ha denominado Sistema de Alerta Temprana (SAT) y tiene como objetivo alimentar un futuro sistema de información, monitoreo y alerta temprana, específicamente diseñado para este proyecto. Juan Francisco Pizarro, director regional del Proyecto GEF Castor, explicó la importancia de contar con un sistema como este en la región, “sabemos que el castor está en Cabo de Hornos, Tierra del Fuego, y que está cruzando hacia Magallanes. Pero en el caso de Última Esperanza, por ejemplo, no se ha hecho un seguimiento. Puede ser que no haya, y ojalá que no, pero hay que levantar información y empezar a monitorear en forma sistemática”.

Si la comunidad ve algún animal que no conozca, debe dar los avisos pertinentes y oportunos a los servicios correspondientes, en este caso al SAG. “Nosotros tenemos la obligación de verificar todas las denuncias.  Sin embargo, también debemos empezar a difundir y divulgar las características del castor para que la comunidad lo conozca y no lo confunda con otra especie”, indicó Carlos Fuentes, jefe de Oficina del SAG en Puerto Natales.

Por su parte, Daniela Droguett, directora de WCS en la región, destacó que instancias como éstas ayudan a vincularse mejor entre los servicios: “La charla estuvo bastante interesante, porque además de conectar un poco más a la gente de Última Esperanza, especialmente a los servicios públicos relacionados con las áreas protegidas y las especies exóticas invasoras que podrían estar eventualmente en esta provincia, se hace necesario estar más comunicados para estar analizando y tomando en cuenta esta problemática desde distintos bandos y áreas”.

Respecto a la importancia de la prevención, Daniela Droguett señaló que “hay que considerar que en este lugar, hace unos años atrás, se detectó la presencia del castor, lo que nos indica que no tenemos las barreras necesarias como para que las especies exóticas invasoras no lleguen a un lugar tan lejano como este. Es necesario estar atentos, no alarmados, pero sí atentos a potenciales visitas de estos invasores que no necesariamente son los mejores vecinos que podemos tener”.

Felipe Guerra, coordinador nacional del Proyecto GEF Castor señaló que este Sistema de Alerta Temprana apunta a saber cuál es la realidad de la zona, y evitar que el castor se establezca y siga avanzando hacia el norte: “Por ende, tenemos que hacer monitoreos, conversar con los diferentes actores, desde el turismo, la pesca, ganaderos, servicios públicos, y otros que de alguna manera están vinculados con el territorio y que son fundamentales para poder conocer la situación actual en la que se encuentra la provincia”.

Se espera que una vez establecido el Sistema de Alerta Temprana (SAT) y la plataforma de monitoreo, se disponga de una página web y aplicaciones de uso masivo para invitar a la comunidad a ser partícipe de la detección de esta especie y su control. Según explicaron los profesionales de WCS y del Proyecto GEF Castor, se necesitará el compromiso de todas y todos con la preservación de nuestro patrimonio natural para prevenir a tiempo la posible presencia del castor en Última Esperanza, y de esa forma también evitar su avance a nivel regional.

Publicado en Región de Magallanes y Antártica Chilena.