• Más de 220 árboles nativos fueron plantados en el cerro Cayumanque

Viernes 25 de Agosto de 2017

Programa nace luego del incendio forestal en el 2012 que arrasó con la flora y fauna nativa del sector.



Autoridades y la comunidad del Cerro Cayumanque cerraron del proceso de plantaciones de especies nativas, acción que se enmarca en el Programa de Restauración Ecológica del Cerro Cayumanque financiamiento con recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), y que hoy es visitado para conocer parte de los predios plantados en los sectores de  Cerro Negro y Peña Blanca.

Richard Vargas Narváez, Seremi Medio Ambiente, Región del Biobío destacó que, ”estamos aquí constatando las plantaciones que hemos efectuado en la zona de vegetación nativa”, en un predio de 6 hectáreas aproximadamente. En la oportunidad reconoció que se puede ver, como el trabajo realizado le ha cambiará el rostro a la zona, manifestando que esto fortalece la restauración ecológica en el territorio de Quillón, Ñipas y Florida.

Entre las actividades desarrolladas se desarrolló una jornada de reflexión y observaciones para compartir experiencias y aprendizajes, tras el desarrollo de las acciones de restauración intervenidos en el sector.

Para José Luis Cancino, Docente y Propietario del Predio Santa Isabel en el lado oriente del Cerro Cayumanque, quien se encuentra muy contento por el apoyo del gobierno en materia de reforestación de bosque nativo, “ya que es gratuito, de calidad, y está experiencia no se da en todos los lados”.

Además resaltó el apoyo a nivel de educación ambiental que han ofrecido, con programas que apuntan a ello, comentando que, en su caso, “llevamos a los alumnos al cerro para que valoren lo que tienen, y tomen conciencia del cuidado que deben tener”, puntualizó.

En la oportunidad además e mencionaron otras acciones que se están desarrollando en este programa en materia de capacitaciones y se hizo un llamado para la incorporación de líderes locales para 15 actividades de restauración ecológica para todo público, potenciadas por eventos al aire libre que contemplan salidas a  senderos, talleres de flora, hongos y reconocimiento de aves, jornadas de Kayak, y transferencia tecnológica en el Centro de Educación Tecnológica (CET).