• Ministerio del Medio Ambiente implementa en supermercado de Valdivia inédito sistema de refrigeración con CO2 transcrítico en Chile

Viernes 13 de Enero de 2017

La iniciativa tuvo el objetivo de brindar una oportunidad para facilitar la introducción de una tecnología ambientalmente adecuada que será una herramienta para el país y la región, para reducir al mínimo el uso de tecnologías basadas en HFC al tiempo que ofrecen una nueva opción ambientalmente sostenible para la eliminación de los HCFC.



En el 2011 PNUMA reportó que “bajo las actuales prácticas, el consumo de hidrofluorocarbonos (HFC) se proyecta para exceder en 2050 el nivel más alto de consumo de CFC en la década de 1980″. Esto se debe principalmente al crecimiento de la demanda de economías emergentes y el crecimiento de la población. Y sin intervención alguna, se proyecta que el aumento de las emisiones de HFC puede llegar a compensar gran parte del beneficio climático alcanzado por las reducciones anteriores de las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAO).

Bajo este marco, la Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente con financiamiento de la CCAC (Coalición del Clima y el Aire Limpio para Reducir los Contaminantes de Vida Corta), implementó esta semana junto al Supermercado Jumbo-Valdivia un inédito sistema de refrigeración con C02 transcrítico. La iniciativa tuvo el objetivo de brindar una oportunidad para facilitar la introducción de una tecnología ambientalmente adecuada que será una herramienta para el país y la región, para reducir al mínimo el uso de tecnologías basadas en HFC al tiempo que ofrecen una nueva opción ambientalmente sostenible para la eliminación de los HCFC.

Se trata del proyecto “Asistencia técnica y financiera para adoptar la tecnología de refrigeración con CO2 transcrítico en un supermercado en Chile”, que sirve como eje conector entre los diferentes actores involucrados en la cadena de refrigeración del sector supermercados para impulsar la adopción de la tecnología de CO2 transcrítico y por tanto, minimizar la introducción de sistemas basados en HFC en Chile”, señala Claudia Paratori, coordinadora de la Unidad Ozono.

Actualmente, continúa la experta, no hay ejemplos en Chile sobre el uso de la tecnología del CO2 transcrítico en los sistemas de refrigeración de los supermercados, por lo que este proyecto es una oportunidad para promover las acciones de esta tecnología en el país. “La implementación de este proyecto generará múltiples beneficios al medio ambiente y la sociedad, para lo cual, el Ministerio del Medio Ambiente espera que además aporte a la gestión ambiental local de la ciudad de Valdivia”, asegura Paratori.

Beneficios del proyecto

Climáticos: reducción de emisiones de gases efecto invernadero (GEI).

Económicos: aproximadamente un 20% de ahorro energético

Técnicos: tecnología amigable con el medio ambiente

Sinergias con el Protocolo de Montreal, especialmente a la recientemente aprobada Enmienda de Kigali, que incluye medidas de control para los HFC (potentes GEI), a partir del año 2020.

Chile es socio de la CCAC (Coalición del Clima y el Aire Limpio para Reducir los Contaminantes de Vida Corta), iniciativa lanzada en el 2012 por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y un grupo de países, para ejercer una acción colectiva que permita reducir los Contaminantes de Vida Corta (CCVC) como el carbono negro (hollín), metano y los hidrofluorocarbonos (HFC). El Subsecretario del Medio Ambiente, Sr. Marcelo Mena, es Co-Presidente del Grupo de Trabajo de la CCAC.

Dentro de la CCAC, se desarrolla la Iniciativa de los HFC que tiene por objetivo el reducir significativamente el crecimiento proyectado de uso y emisiones de HFC de alto potencial de calentamiento global en las siguientes décadas. Para ello, moviliza esfuerzos en el sector privado, la sociedad civil, organizaciones internacionales y gobiernos.

Fotografía: Diario de Valdivia