• Nueve escuelas de la Región de Antofagasta recibieron su  certificación ambiental  

Miércoles 26 de abril de 2017

Reconocimiento es otorgado por el Ministerio del Medio Ambiente, a aquellas unidades educativas que incorporan la dimensión ambiental en su curriculum escolar

parachile


 

Un llamado a “lucir con orgullo” la bandera y galvano símbolos de la certificación ambiental, formuló el seremi del Medio Ambiente de la Región de Antofagasta, Felipe Lerzundi, a los docentes, padres, apoderados y estudiantes de las nueve escuelas que recibieron hoy esta acreditación, como reconocimiento a la gestión medioambiental que desarrollan al interior de sus establecimientos educacionales y en su entorno inmediato.

Se trata de la Escuela N° 23 Presbiteriana y “Javiera Carrera”, que lograron su acreditación en nivel básico. Liceo New Heaven High School, Colegio San Patricio y los Jardines Infantiles “Bambi” y “Sueño de colores”, a quienes se les otorgó la certificación nivel medio. Y las Escuelas D-121 Humberto González Echegoyen, D-73 República de Estados Unidos y Japón, que recibieron su acreditación en nivel de excelencia.

La certificación ambiental, que impulsa el Ministerio del Medio Ambiente, busca promover la enseñanza medioambiental en los estudiantes, con el propósito de mejorar la relación con el entorno y en la incorporación de hábitos ambientalmente responsables.

Al respecto, el seremi Felipe Lerzundi, destacó que el logro de esta certificación responde “al trabajo articulado que se desarrolla entre el equipo directivo, los docentes, padres, familia y por supuesto los alumnos. Todos son importantes, por eso tienen que lucir con orgullo su bandera y galvano, porque representan el compromiso que tienen con ustedes mismos y las futuras generaciones respecto del cuidado y protección de nuestro medioambiente”.

En tanto, la directora de la Escuela República de Estados Unidos, Diana Moreno, unidad educativa donde se desarrolló la ceremonia, precisó que “nos sentimos muy contentos al recibir hoy este reconocimiento que nos otorga la Secretaría Regional del Medio Ambiente. En esta escuela el tema medioambiental se trabaja y se vincula en todas las áreas del aprendizaje. Nuestros estudiantes tienen internalizada la importancia de cuidar el medioambiente y queremos que así continúe, por lo que seguiremos trabajando en esta área para mantener nuestra acreditación en nivel de excelencia”.

Para lograr la certificación, las escuelas desarrollaron distintas acciones, entre las que destacan: recuperación de espacios, creación de vivero con material reciclable, creación de huertos medicinales, plantación de especies vegetales, instalación de puntos limpios y promoción del reciclaje.

Cabe precisar que el seremi Felipe Lerzundi entregó a la escuela anfitriona dos Dicliptera  paposana como agradecimiento y reconocimiento a su gestión “y por abrirnos las puertas del establecimiento educacional que dirige, para desarrollar tan linda e importante ceremonia”, puntualizó.

 

 

 

 

 

Etiquetas: