Pequeño cambio, gran impacto: Ministerio de Medio Ambiente se suma a Lonely Whale para terminar con uso indiscriminado de bombillas de plástico

Ministra Cubillos aprovechó su visita a Nueva York para reunirse con actores relevantes en el combate contra los plásticos de un solo uso buscando replicar acciones internacionales en Chile

Marcela Cubillos, Ministra del Medio Ambiente, se reunió con el actor estadounidense Adrian Grenier (“El diablo viste a la moda”, “Entourage”), quien fue nombrado embajador de la ONU el año 2017 por su compromiso en la lucha contra la contaminación por plástico y cofundador de Lonely Whale. En la reunión formalizaron un convenio de colaboración radical para impulsar en Chile la campaña #ChaoBombillas, con el objetivo de concientizar sobre las consecuencias del plástico de un solo uso en todo el país.

Grenier es buzo y amante del mar, lo que le ha permitido ser testigo de las consecuencias de la contaminación por plástico, sin embargo, cuando investigó más sobre el asunto el impacto fue abrumador: Cerca de 500 millones de bombillas de plástico son utilizadas y desechadas cada día en Estados Unidos. Estas bombillas plásticas, las cuales no pueden reciclarse, terminan en el océano donde peces, tortugas y otros animales las confunden con comida, lo que puede llegar a provocarles la muerte.

Si el consumo sigue a este nivel, se estima que en el año 2050 habrá más plástico en el fondo marino que peces. Movilizado por estas cifras Adrian Grenier funda la organización Lonely Whale, junto a Lucy Sunmer, y lanzan la campaña “Stop Sucking”, que es un juego de palabras que apunta a dejar el uso de las bombillas ( “deja de succionar” en su traducción literal) y que mejores tus hábitos ( también puede traducirse como “para de apestar”). Esto para movilizar a todos los sectores (ciudadano, empresarial, gubernamental, académico) a dejar las bombillas o buscar alternativas amigables con el medio ambiente.

Seattle: Primera ciudad en eliminar las bombillas

Gracias a la campaña “Stop Sucking” la ciudad estadounidense de Seattle se transformó en la primera gran metrópolis del país en prohibir el uso de bombillas de plástico no reutilizables. En su reemplazo, y sólo para personas que realmente las necesiten, deberán utilizar alternativas de papel o biodegradables.

En el último tiempo son muchas las organizaciones, como la cadena de complejos acuáticos Sea World, la aerolínea American Airlines, la cadena de cafés Starbucks y la división de McDonalds de Gran Bretaña, que anunciaron su adherencia voluntaria a la campaña al comprometerse con la eliminación de bombillas plásticas en sus operaciones.

Celebridades también se han sumado a la causa, y lo mismo sucede con organizaciones gubernamentales de todo el mundo, quienes han querido ser parte de esta cruzada ambiental. Así lo demuestra el concejal por el 37avo distrito de NY, Rafael Espinal, uno de los mayores impulsores de la disminución de los plásticos de un solo uso en su comuna, quien también asistió a la reunión de la Ministra Cubillos con la organización Lonely Whale, evidenciando el compromiso transversal que existe en la protección de nuestros océanos. La consigna es la misma: velar por el cuidado de la naturaleza a través de pequeños cambios individuales que generan impacto global. La ciudadanía puede ser parte no solo del problema, sino también de la solución.

Colaboración radical

Este es el concepto con que Lonely Whale define una colaboración, porque creen en la eficacia del trabajo en conjunto por sobre el individual, y en esa línea va el acuerdo firmado con el Ministerio del Medio Ambiente, simplificando la comunicación y recreando las buenas prácticas que han obtenido desde la implementación de “Stop Sucking”, poniendo al servicio de Chile sus conocimientos, material y experiencias en la campaña.

Publicado en Noticias.