Presentan opciones de bajo potencial de calentamiento global para sistemas de refrigeración en supermercados

Profesionales de Unidades Ozono de países como Costa Rica, Colombia, Perú, El Salvador, República Dominicana, Paraguay, así como de la Cámara Paraguaya de Refrigeración y expertos de Brasil, se reunieron en nuestro país en un seminario que buscó difundir tecnologías alternativas en sistemas de refrigeración del sector de supermercados, que puedan reemplazar el uso de gases refrigerantes Hidroclorofluorocarbonos (HCFC), que debilitan la Capa de Ozono e Hidrofluorocarbonos (HCF), que contribuyen al calentamiento global,.

“Chile está acercándose hacia un desarrollo que atiende la problemática del cambio climático, buscando alternativas de tecnologías con nulo potencial de calentamiento global y nulo potencial de debilitamiento de la Capa de Ozono. Para esto, a través de la Unidad Ozono y con financiamiento del Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal y de la Coalición de Clima y Aire Limpio para la reducción de contaminantes de vida corta (CCAC), en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), hemos apoyado el proyecto de reconversión de sistemas de refrigeración a base de CO2 transcrítico con dos cadenas de supermercados en el país”, señaló Fernando Farías, Jefe de la División de Cambio Climático del Ministerio del Medio Ambiente.

Durante dos jornadas, organizadas por la Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente y PNUD, los cerca de 50 asistentes pudieron conocer distintas opciones tecnológicas que permiten reemplazar el actual uso de HCFC y HCF, a través de exposiciones que abordaron el impacto de tecnologías alternativas en supermercados, los aspectos técnicos para su aplicación e implementación, soluciones para mejorar la eficiencia energética, además de los alcances del Protocolo de Montreal y la Enmienda de Kigali. “Gracias a este tipo de encuentros, que promueven la eliminación de gases dañinos y el reemplazo por tecnologías amigables con el medio ambiente, cada vez más países se unirán a la tarea por un desarrollo sustentable, lo que traerá beneficios considerables para el planeta y las sociedades en las próximas décadas”, señaló Elena Aguayo, en representación de la Oficial de Medio Ambiente y Energía de PNUD Chile.

Refrigeración, alternativas y eficiencia energética

Las charlas de ambas jornadas estuvieron a cargo de expertos como Roberto Peixoto, Copresidente del Comité de Opciones Técnicas en refrigeración del Protocolo de Montreal; Carlos Andrés Hernández, Especialista de Programa del Protocolo de Montreal; Rogério Marson Rodriguez, del área de Gestión Industrial Eletrofrio Refrigeração; y Marcelo Cataldo, de la empresa EPTA, grupo multinacional especializado en refrigeración comercial para la distribución alimentaria, entre otros destacados expositores.

Dado el protagonismo que han tenido los refrigerantes sintéticos como alternativas para el sector de la refrigeración, el seminario contó con la presencia de dos grandes empresas químicas especialistas en el mercado de los refrigerantes, Chemours, con más de 80 años de liderazgo en ciencia y tecnología en refrigerantes, y Honeywell, multinacional estadounidense que lleva 125 años produciendo una variedad de productos de consumo y servicios de ingeniería, entre los que se encuentran los gases refrigerantes.

El segundo día del seminario estuvo dedicado a las experiencias latinoamericanas en la introducción de alternativas sustentables, como el caso de Brasil, Panamá, México y Chile, y finalizó con un panel de conversación dirigido por Kasper Koefoed, Coordinador Regional para Latinoamérica y el Caribe del Protocolo de Montreal, PNUD.

Experiencia nacional

Chile fue el primer país de Latinoamérica y séptimo a nivel mundial en ratificar la Enmienda de Kigali que busca reducir gradualmente el consumo de los HFC. Esta enmienda evitaría la liberación de 80 mil millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera e impedirá que la temperatura del planeta aumente en 0,5 °C para finales del presente siglo. En este contexto, dos supermercados chilenos, Jumbo Valdivia y Tottus Vitacura, decidieron cambiar sus sistemas de refrigeración a CO2 transcrítico, por ser una tecnología eficiente y ambientalmente sustentable. Pier Zecchetto, gerente general de la empresa Nuova Service, presentó los resultados de la implementación de estos proyectos.

“En Chile tenemos la oportunidad de tomar decisiones hoy para que la historia sea sumamente distinta. Si bien este proyecto partió en el año 2014 con un incentivo financiero cercano a los 500 mil dólares, en un primer llamado público de postulación hubo mucha incertidumbre, ya que no había experiencia de uso de CO2 transcrítico. Sin embargo, hoy podemos decir que los resultados han sido muy positivos, tanto en eficiencia energética como en ejecución, ya que a la fecha no se han presentado fugas, y en caso de que las hubiera, se contaminaría 4.000 veces menos que con las emisiones de HCFC”, indicó Zecchetto.

El seminario finalizó con un recorrido de los representantes de las Unidades Ozono de la región por la planta de Tottus Kennedy, otro supermercado que se está uniendo a la reconversión de sus sistemas de refrigeración, y que se espera empiece su funcionamiento con CO2 transcrítico en mayo próximo. “Con este seminario buscamos sensibilizar a nuestros colegas latinoamericanos, y a proveedores, instaladores y mantenedores de estas tecnologías, para puedan ver que es posible hacer el cambio en sus países. No solo en el extranjero, sino que también en Chile, otras cadenas y grandes empresas, también puedan sumarse a implementar el uso de refrigerantes no contaminantes”, explicó Claudia Paratori, Coordinadora de la Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente.

 

 

Publicado en campana-ozono.