• Proyecto de reutilización busca disminuir residuos de ropa usada y uso de bolsas plásticas en Iquique

Viernes 5 de mayo de 2017

Parte de ese material de descarte de la Zona Franca de Iquique, será utilizada para la confección de bolsas reutilizables, confeccionadas por reclusas y reclusos de la región. El ministro Marcelo Mena, conoció la iniciativa con una visita al Centro de Detención Preventiva de Iquique donde son creadas las bolsas que serán entregadas en los centros comerciales de la región.

IMG_4231


Uno de las principales causas de microbasurales en Iquique y Alto Hospicio, es la ropa usada de la Zona Franca de Iquique (ZOFRI). Se trata de toneladas de ropa usada que son descartadas por usuarios de la zona Franca y, que son adquiridos por pequeños comerciantes ambulantes o de ferias, pero de los cuales no tienen un sistema que asegure la disposición final de lo vendido o lo que finalmente se convierte en residuos.

Para dar una solución, el Ministerio del Medio Ambiente, Ministerio de Justicia, la Zona Franca de Iquique y Gendarmería de Chile, trabajan en un programa de reutilización, que destina parte de ese material de descarte de la zona franca para la confección de bolsas reutilizables, confeccionadas por las internas e internos de los penales de la región. El ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, viajó a la región para conocer la iniciativa, que se enmarca en la celebración del Mes del Reciclaje, a un año de promulgada la Ley de Reciclaje.

El ministro Mena, señaló en su visita al Centro de Detención Preventiva de Iquique donde  las reclusas y reclusos fabricarán las bolsas de género, que este tipo de proyectos permite abordar un problema ambiental de residuos de la región, a través de la reutilización y el la reparación de los materiales, generando empleos verdes y, en este caso en particular, la reinserción de quienes están privadas de libertad, generando nuevas 3R. “Este proyecto, además, se genera gracias a la colaboración del mundo público y privado, al mismo tiempo que ayuda a disminuir el uso de bolsas plásticas tan dañinas para el medio ambiente”, agregó.

Industria verde

IMG_4230“La idea es que este proyecto se consolide y se transforme en una nueva industria regional, creando puestos de trabajo y una marca que se identifica con el cuidado del medio ambiente y la reinserción social”, aseguró. La autoridad ambienta,  indicó además, que la generación de empleos en torno a la industria del reciclaje, es parte de los objetivos de la Ley de Reciclaje, al mismo tiempo de que obliga a la industria a hacerse cargo de los residuos que generan sus productos en toda la cadena: recolección, transporte, almacenamiento y valorización. “Con esto estamos creando en Chile una industria completamente nueva, que va a generar ahorros energéticos y nuevos empleos”, aseguró.

Valbina Arteaga, Isabel Vacacuellar y Lourdes Cárdenas, internas del Centro de Detención de Preventiva de Iquique, que participarán en la creación de las bolsas de género, explicaron que ser parte de esta iniciativa para ellas es una gran oportunidad y aún más si su trabajo permitirá ser un aporte al medio ambiente. Opinión que comparte la mayor Emyly Ibáñez, que acompaña a las internas en los talleres de costura: “ser un aporte a la ciudad y el medio ambiente, les dará un sentido a su permanencia en el centro”, aseguró.

IMG_4228

De acuerdo al seremi del Medio Ambiente la región de Tarapacá Patricio Villablanca, este proyecto está directamente vinculado al trabajo que hemos estado realizando con los municipios para implementar la política de reducción de bolsas plásticas. “Por otra parte, agregó, estamos trabajando junto al Gobierno Regional un proyecto de gestión de residuos, el cual se trabajará en condominio, edificios públicos – privados y colegios, entregando los contenedores y contratando la logística de retiro, a fin de demostrar empíricamente lo eficiente del modelo para que las municipalidades lo repliquen”.

Rodolfo Prat, gerente general de la Zofri señaló que el proyecto es un círculo virtuoso donde todos podemos aportar la región, disminuyendo por un lado el exceso de basura y por otro generando empleos verdes. “Este circulo virtuoso incluye que esas mismas bolsas creadas con desechos de ropa usada de los centros comerciales, vuelvan convertidos en bolsas de género para desmotivar el uso de bolsas plásticas”.