• Región del Biobío cuenta con el mayor número de establecimientos educacionales certificados ambientalmente

Viernes 25 de noviembre de 2016

Actualmente 226 escuelas, liceos, colegios y jardines infantiles de la región cuentan con Certificación Ambiental vigente; 140 la recibieron en ceremonia final.

Certifi


Esta mañana 140 establecimientos educacionales de la Región del Biobío recibieron la certificación ambiental en las categorías básica, media y de excelencia, reconociendo así la implementación de metodologías y estrategias adecuadas en su entorno para crear conciencia respecto de la protección del medio ambiente, el desarrollo sustentable y la conservación del patrimonio.

Richard Vargas Narváez, Seremi del Medio Ambiente, comentó que “este es el término del trabajo de muchos docentes y alumnos de las unidades educativas que se comprometieron en llevar adelante un proceso de certificación que culminaron con éxito, y hoy cabe la alegría que significa incorporar programas y estrategias de conservación del medio ambiente por parte de los establecimientos educacionales”.

Actualmente 226 Establecimientos Educacionales de la Región cuentan con Certificación Ambiental vigente, siendo el mayor número de establecimientos educacionales a nivel nacional. El presente año, luego de la revisión y evaluación realizada por el Crca a un total de 200 expedientes, lograron obtener certificación ambiental 140 unidades educativas en los distintos niveles (Básico, Medio y Excelencia), correspondientes a 25 jardines infantiles y 115 colegios, escuelas y liceos. De este total, 55 establecimientos han revalidado y 85 son nuevos.

Coordinado por la Seremi del Medio Ambiente, el Comité Regional de Certificación Ambiental (Crca) – que lo integran también la Seremi de Educación, Seremi de Salud, Conaf, Junji, Integra-  es la instancia que otorga la certificación ambiental, coordina regionalmente el Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (Sncae) y supervisa el cumplimiento de los compromisos de las unidades educativas en la Región del Biobío, la con mayor número de escuelas, liceos, colegios y jardines infantiles del país que participan de este proceso.

“Se piensa –continuó el Seremi- que este trabajo es responsabilidad de una sola persona en los establecimientos, pero es la comunidad escolar la que se compromete. En este caso vienen  representantes de todos quienes se han comprometido como establecimiento; es decir, los alumnos, docentes, y los padres y apoderados que trabajan con las juntas de vecinos del sector, pues un trabajo integrado es fundamental para la certificación ambiental”.

En la ceremonia, se realizó también un reconocimiento especial, por el esfuerzo y dedicación a dos establecimientos educacionales que desempeñan su labor docente en territorios especiales y de un alto valor natural, a pesar de la distancia y problemas de conectividad que recibieron su Certificación Ambiental: escuela Armando Arancibia Olivos, de la Isla Mocha, y escuela Francisco Coloane, de la Isla Santa María.