Seminario aborda los beneficios económicos de las buenas prácticas en refrigeración

Como parte de las actividades desarrolladas durante el Mes de la Protección de la capa de ozono, tuvo lugar el seminario “Ganancias generadas por el buen manejo de refrigerantes y mejora en la eficiencia energética”.

¿Cuánto dinero se pierde por un mal manejo de gases refrigerantes?. Esa fue una de las preguntas abordadas en el seminario “Ganancias generadas por el buen manejo de refrigerantes y mejora en la eficiencia energética”, organizado por la Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente y la Cámara Chilena de Refrigeración y Climatización A.G. (CChRyC), que buscó informar a los empresarios del sector sobre los beneficios económicos de las buenas prácticas en refrigeración, alentándolos a optar por un negocio sostenible.

“Está demostrado que las empresas que operan bajo prácticas y patrones sostenibles gozan de mejor reputación social. Eso es positivo para reforzar su marca y para el relacionamiento con el resto de los actores”, dijo Paloma Toranzos, representante de Medio Ambiente y Energía del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Chile, y agregó: “Un estudio indica que el 71% de los consumidores está dispuesto a pagar más, siempre que los bienes y servicios adquiridos sean provistos por empresas comprometidas con temas ambientales y sociales”. Así también lo destacó Peter Yufer, presidente de la CChRyC: “La Cámara Chilena de Refrigeración y Climatización ha trabajado colaborativamente junto al Ministerio del Medio Ambiente desde hace un tiempo, ya que sabemos lo importante que es mantener una conciencia ambiental y tener presente el impacto que está causando el mal manejo de los refrigerantes en el planeta”.

Ley, ahorro y desafíos

La jefa de la Oficina de Cambio Climático del Ministerio del Medio Ambiente, Carolina Urmeneta, hizo una revisión de la Ley de Cambio Climático y las políticas institucionales en materia de gases refrigerantes y sus usos, y explicó los calendarios de reducción de HCFC y HFC a los que se ha comprometido Chile en el marco del Protocolo de Montreal y la Enmienda de Kigali, y que están contenidos en el Plan de Gestión para la eliminación de HCFC en Chile (HPMHP). “Para cumplir con las metas propuestas hemos desarrollado normativas, impulsado acciones y proyectos con el sector de espumas y de refrigeración y aire acondicionado, y otras labores en difusión y capacitación”, explicó Urmeneta.

Durante el seminario, Klaus Schmid, director de la CChRyC y experto en refrigeración, expuso sobre ahorro y eficiencia energética, dando a conocer casos y cifras de cómo una empresa pierde dinero por fugas de gases, mala mantención de sistemas de refrigeración o mal estado de equipos, entre otros. “Ahora sólo hay que sumar estos porcentajes individuales y tomar conciencia de ello. Si conocemos las causas de las ineficiencias, podemos y debemos corregirlas, y con ello haremos un mejor y más responsable el trabajo. El Cambio Climático nos obligará a rediseñar y recalcular de manera distinta a la actual, para cumplir con lo que se espera en cuanto a rendimiento y eficiencia energética. Muy probablemente tendremos que realizar mejoras importantes en el equipamiento existente para que este siga operando normalmente bajo nuevas y distintas condiciones ambientales”, dijo Klaus Schmid.

Para cerrar el encuentro, Pier Zecchetto, Gerente General de Nouvaservice,  dio a conocer casos de éxito de empresas que han convertido sus sistemas de refrigeración a tecnologías naturales y sustentables. “Es un paso que Chile está empezando a dar y que es muy positivo para la industria, para las sociedades y para el medio ambiente, y que sin duda cada vez más personas van a valorar”, finalizó.

Publicado en campana-ozono.