Seremi del Medio Ambiente se reúne con vecinos afectados por instalación de torres de alta tensión

El sector en conflicto comprende 92 parcelas de Los Nogales y Los Lúcumos, en el Valle del Elqui. La SMA ya ha recibido, alrededor de 40 denuncias que manifiestan las molestias de los vecinos. El organismo prometió seguir generando estrategias para dar solución al problema.

La SEREMI del  Medio Ambiente, en su compromiso por mejorar la calidad de vida de todos los habitantes de la región de Coquimbo, se ha reunido con vecinos de los sectores Los Nogales y Los Lúcumos, para conocer los detalles sobre la problemática que ha significado, para ellos, la instalación de 100 torres de alta tensión en el Valle del Elqui, que forman parte del proyecto eléctrico Cardones-Polpaico, el cual cruzará las regiones de Coquimbo, Atacama y Valparaíso. Entre los efectos adversos que denuncian los vecinos, señalan probables problemas de salud debido a la contaminación acústica.

Sobre este tema, Cristián Felmer, seremi del Medio Ambiente Región de Coquimbo, se manifestó satisfecho del encuentro realizado, agregando que proseguirán trabajando para entregar una solución favorable: “Me voy con una buena apreciación después de haberme reunido con los vecinos. Hemos recibido las denuncias ambientales sobre la instalación de los trazados eléctricos de Cardones-Polpaico y sus altas emisiones de ruido. Seguiremos planificando estrategias junto con la Superintendencia del Medio Ambiente para dar solución al problema, recalcando que la empresa debe cumplir con las normas ambientales vigentes. Nosotros, como SEREMI, velaremos siempre por la salud de las personas y de los ecosistemas de nuestra Región”.

En tanto, Álvaro Herrera, seremi de Energía, indicó que la instancia busca generar confianza entre las partes en conflicto: “Con esta reunión buscamos transmitir tranquilidad a la ciudadanía. Al gobierno actual le interesan los proyectos, pero los buenos proyectos. Por lo tanto, este proyecto de Interchile debe acogerse a la normativa vigente. Seremos los primeros en estar encima de esto. Nuestra prioridad es que las personas no se vean afectadas. Esos son los proyectos que quiere el gobierno actual”.

Finalmente, Jorge Marambio, vecino del sector Los Nogales, enfatizó que la reunión con las autoridades de gobierno los deja tranquilos y a la espera de resultados: “Esperamos que los organismos pertinentes cumplan con las fiscalizaciones. Existe un decreto anterior a la construcción que tiene sus vicios, al cual nosotros le tenemos reparos. Exigimos que se cumpla con las normativas actuales y que se verifiquen la contaminación acústica, el tipo de subsuelo y los niveles de electromagnetismo. En definitiva, queremos que nos consideren como comunidad. En ese sentido, nos quedamos más tranquilos, ya que se comprometió verificar que la empresa cumpla con todos los estudios. Igualmente, es probable que generemos estudios paralelos para tener mayores referencias”.

 

 

Publicado en Región de Coquimbo.