“Sin el Protocolo de Montreal, la Capa de Ozono se habría desvanecido a mediados del siglo XXI”

VI Seminario de Fotoprotección y Salud Ocupacional

La Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente participó del seminario que abordó los daños que produce la radiación ultravioleta. El evento se realizó durante la semana del Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, y a 30 años de la creación del Protocolo de Montreal.

Este 16 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, cinturón de gas Ozono que protege al planeta de la Radiación ultravioleta. Durante la década del 70 se descubrió que ciertos gases debilitan esta capa, situación a la que ha hecho frente el Protocolo de Montreal, acuerdo creado en 1987, y al que se han suscrito 197 países del mundo, incluido Chile, que se han comprometido a eliminar el consumo de Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAO), regulando su producción, uso y comercio a nivel mundial.

“Sin el Protocolo de Montreal, la Capa de Ozono se habría desvanecido totalmente a mediados del siglo XXI. Está demostrado que las acciones llevadas a cabo en el marco de este protocolo habrá evitado, hacia el año 2030, aproximadamente 2 millones de cánceres de piel por año en todo el mundo, y que para el año 2100 habrá evitado millones de nuevos casos de cataratas”, señaló Lorena Alarcón, consultora de la Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente, durante el VI Seminario de Fotoprotección y Salud Ocupacional Santiago.

El evento fue organizado por Deutsche Pharma – Sunwork, empresa que lleva 7 años realizando ciclos de seminarios de fotoprotección y salud ocupacional a lo largo del país. “Queremos entregar los conocimientos necesarios para que los trabajadores y la ciudadanía en general, desarrollen una cultura de autocuidado ante el riesgo de la exposición a la radiación UV”, dijo Isis Sepúlveda, Brand Manager de Salud Ocupacional.

La imagen muestra la evolución del agujero de la Capa de Ozono en el tiempo.

Efectos en la salud y en el medio ambiente

El agotamiento de la Capa de Ozono produce una serie de enfermedades en el ser humano, siendo las más recurrentes el cáncer a la piel, erupciones, quemaduras, cataratas, debilitamiento del sistema inmunológico y ceguera. A nivel ecológico, provoca mutaciones de hongos y bacterias, pérdida de productividad en ecosistemas pesqueros, alteración de la biología del suelo y del florecimiento de plantas, efecto invernadero, y daños en semillas y plancton, con una serie de consecuencias en la cadena trófica.

“Los efectos de la radiación UV son tan serios que debemos estar alerta desde todos los ámbitos de nuestra vida, tanto en el día a día al exponernos al sol, como apoyando las normativas vigentes que regulan gases dañinos, y estando al tanto de los avances de la industria farmacéutica en cuanto a filtros y protectores”, dijo Isis Sepúlveda. Por este motivo, el seminario abordó distintas áreas relacionadas con los daños que produce el debilitamiento de la Capa de Ozono, desde la medicina, la física, la química y las regulaciones a nivel nacional e internacional. “Hay que generar conciencia sobre la necesidad del autocuidado y, al mismo tiempo, reforzar el compromiso de los países miembros del Protocolo de Montreal en la tarea de eliminar el uso de SAO y el nuevo desafío con la Enmienda de Kigali, relativa a los hidrofluorocarbonos, los HFC. Esa será la mejor forma de celebrar este Día Internacional de la Capa de Ozono, y sin duda las futuras generaciones lo agradecerán”, agregó Lorena Alarcón.

 

Efectos de la radiación ultravioleta sobre la salud humana.

 

 

 

 

Publicado en campana-ozono.