Taller protegido UNPADE La Serena cultiva sus propios alimentos de manera sustentable

Según las estadísticas, en Chile una persona genera un kilo y medio de basura diariamente, de los cuales la mitad corresponde a residuos orgánicos que terminan en rellenos sanitarios.

Para reciclar los residuos orgánicos que cada casa produce, son muchas las familias y organizaciones que han realizado compost. En este escenario, el Taller Laboral Protegido del Adulto Discapacitado Mental UNPADE de La Serena está reduciendo sus residuos orgánicos, a través de la lombricultura, el compostaje y el cultivo de sus propios alimentos, de manera sustentable, en el marco del Fondo de Protección Ambiental (FPA) 2018.

El seremi del Medio Ambiente, Cristian Felmer, se refirió a la relevancia de esta iniciativa que benefició a 40 personas en situación de discapacidad y señaló que “queremos fomentar la cultura del compostaje y reciclaje y así orientarlos en su trabajo. Esto también les ha permitido a ellos mejorar su relación con sus compañeros y con la familia, generando una iniciativa que es digna de imitar”, dijo la autoridad ambiental.

Por otro lado, Zenobia Anais, presidenta de UNPADE, indicó que “los niños comen alimentos que antes no comían, ellos están felices porque han aprendido sobre muchas materias, tales como reciclar aquello que antes se botaba. Estoy muy agradecida del Ministerio de Medio Ambiente”.

Mónica Martínez, coordinadora el proyecto FPA de esta institución, expresó que “este proceso también ha servido para cultivar la paciencia. Los niños han participado harto, se motivaron y vieron el fruto de su trabajo a través de actividades y almuerzos con los productos obtenidos”, afirmó Martínez.

La vinculación con el cuidado de la tierra permitió mejorar su bienestar físico y psicológico, cosechando ricas acelgas, arvejas, habas y lechugas, luego de arduo trabajo en el invernadero construido y que será mantenido por un grupo de voluntarios.

Reutilización de residuos orgánicos

El suelo es una fuente de vida que cicla y descompone la materia orgánica. Entre las técnicas de manejo de recursos se encuentra el compostaje y la lombricultura. El primero es un proceso de transformación de la materia orgánica que se utiliza como abono natural. Además, es beneficioso desde el punto de vista ambiental, al evitarse el uso de abonos químicos y al reducirse la cantidad de residuos.

Mientras que la lombricultura consiste en una técnica que transforma los residuos sólidos orgánicos por medio de la acción combinada de lombrices y microorganismos, obteniéndose abono orgánico conocido con el nombre de humus de lombriz.

Finalmente, se entregó un reconocimiento a cada uno de los integrantes de UNPADE de La Serena, con la finalidad de destacar su colaboración y compromiso, durante la creación de su nuevo invernadero sustentable.

Publicado en Región de Coquimbo.